Procuran pagar un vencimiento de la deuda este viernes

Marx será asesor del nuevo gobierno
(0)
26 de diciembre de 2001  

El default de la deuda arrancará con un pago. Aunque suene contradictorio, fuentes de Hacienda confirmaron ayer a LA NACION que el viernes se intentará pagar un vencimiento de 480 millones de pesos en Letras del Tesoro (Letes).

La Argentina tiene unos 3759 millones de dólares emitidos en Letes. Fuentes del sistema financiero consideraron "lógica" la decisión, ya que las Letes son un instrumento muy importante para las AFJP.

El propio secretario de Hacienda, Rodolfo Frigeri, adelantó el domingo a LA NACION que "se intentará pagar" todos los títulos de la deuda local.

"Tiene sentido que paguen para dinamizar la economía interna", apuntó un analista de un banco de inversión de origen español.

Más Marx

Para las negociaciones internacionales de la deuda, que seguirán a la moratoria, el virtual ministro de Economía le pidió al ex viceministro Daniel Marx que se quede dentro del Palacio de Hacienda.

Mientras Marx -que cumplió funciones en los gobiernos de Alfonsín, Menem y De la Rúa- lo piensa ya le reservaron un despacho en el décimo piso del edificio del ministerio para pilotar estas gestiones.

De todos modos, en los próximos días las gestiones de Marx sólo serían telefónicas, ya que se espera una gira para hablar con los inversores una vez que el PJ dé a conocer su plan integral para los próximos meses.

Mientras tanto, también seguirán en sus cargos los subsecretarios de Financiamiento, Gustavo Stafforini, y de Servicios Financieros, Héctor Rodríguez.

Frigeri, Marx y la conducción del Banco Central debatieron en las últimas horas los detalles de la nueva moneda que promete inundar la economía para inyectar liquidez.

Aunque al principio había resistencia por parte de la entidad bancaria oficial para aceptar que el argentino fuera una moneda -en vez de un título del Tesoro-, al parecer esa postura se habría modificado, ya que Roque Maccarone preferiría controlar de cerca la emisión de esa moneda, en lugar de dejarla al libre albedrío del Tesoro.

Esta noticia preocupó a los analistas, que anticipan un fuerte crecimiento del mercado paralelo del dólar y problemas para la determinación de precios en el mercado interno. De hecho, un ex funcionario dejó en claro que "ya hay señales de desabastecimiento porque los importadores no saben a qué precio reponer" sus productos.

Para calmar los ánimos, anoche Frigeri dijo que la tercera moneda forma parte de un plan "para "restituir la confianza".

"Estamos trabajando en crear mecanismos que le den liquidez inmediata a la economía", dijo el secretario a través de un comunicado.

Según el funcionario, "no habrá quita en los depósitos, ni devaluación que perjudique a los tomadores de crédito". Esta aclaración deja lugar como para que el argentino pueda devaluarse sin afectar el valor del peso en relación con el dólar.

Tal como expresó a LA NACION, ayer el economista que está a cargo de Hacienda, Finanzas e Ingresos Públicos reiteró que "después de tres años y medio de recesión económica, el intento de bancarizar la totalidad de la economía resultó negativo para el objetivo de la reactivación; para nosotros el primer paso es reactivar".

Mientras busca los caminos para lograr este difícil propósito, Frigeri también se ocupará de la alicaída recaudación, que en diciembre presenta un desplome del 20 por ciento.

Al respecto, hoy podría definirse una postergación de los vencimientos para el pago del IVA, que debían abonarse el 19 y el 20 de este mes y que, por razones obvias, no se cumplieron.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.