Productora de cerdos, ex candidata de Cambiemos, le pide ayuda a Macri para poder "continuar" con su sueño

Luciana Bossa le pide Macri que revea la situación de los pequeños productores porcinos
Luciana Bossa le pide Macri que revea la situación de los pequeños productores porcinos
Luciana Bossa tiene una granja con 55 animales y los números no cierran; invita al Presidente y a sus funcionarios a recorrer el campo
Gabriela Origlia
(0)
24 de junio de 2016  • 14:39

CORDOBA.- "Le escribo inspirada en la profunda tristeza que siento de mirar mi pequeña granja porcina y no saber si podré continuar con mi sueño. ¿Sabe cuál fue siempre mi sueño? Pasar de ser una pequeña productora a una grande sin más recursos que mi esfuerzo, mi trabajo incansable y el no bajar jamás los brazos".

La carta es al presidente Mauricio Macri y se la envió Luciana Bossa, 31 años, productora porcina de Oncativo (sudeste de esta provincia), quien fue candidata a legisladora por Cambiemos en las últimas elecciones. "Buscaba cómo enviarla a LA NACION para cartas de lectores y en ese camino la mandé a presidencia -cuenta a este diario-. Me respondieron desde equipo de Presidencia diciéndome que la habían recibido".

En el texto cuenta que durante un año estuvo sola frente a la granja, viajando 90 kilómetros todos los días para "atender" a los animales: "Y ojo que no tengo pick-up 4x4 sino una noble y fiel compañera Saveiro modelo 2004 usada, la cual ha soportado cargas que ni yo podía creer pero ambas sabíamos que no podíamos dejarnos vencer".

"A mí nadie me contó sobre la realidad y el trabajo del sector, yo misma lo viví de botas de goma; luchando con problemas financieros, con empleados que no fueron leales pero siempre estuvieron en blanco, lidiando con las inclemencias del tiempo, cargando y descargando bolsas de alimento, manejando capones de 110 kilos como si fueran lechones recién nacidos, vacunando como es debido para cuidar a mis animales, atendiendo partos con el amor y la sensibilidad que sólo una mujer puede brindar en estos casos, realizando inseminación artificial a mis cerdas", agrega la carta que Bossa subió a su Facebook.

En esa carta se pregunta "¿con qué derecho un funcionario a través de una declaración en el diario LA NACION pone en duda todos mis sueños de progresión? Vale aclarar que no sólo lo acompañé con mi voto sino que participé activamente convencida del cambio. Aún creo en el cambio y creo en usted, por eso le pido desde el alma que asuma el compromiso con el sector porcino".

La referencia de Bossa es a las declaraciones de comienzos de mayo del ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, quien relativizó el impacto de la suba del gasoil para el campo. Para el funcionario, pese al aumento de los precios para el campo sigue habiendo una "ecuación de rentabilidad".

TRABAJAR CON TRANQUILIDAD

En diálogo con este medio, explica que el costo de producción es de 20 pesos y están recibiendo 17: "Tengo 55 madres, a lo mejor para un establecimiento de 3000 la ecuación es otra. Pido trabajar con tranquilidad, nos lo merecemos. Siempre pensé que andaría de taco aguja y hoy no me sacó las botas de goma por nada".

"No pretendemos rentabilidades abultadas pero tampoco es cierto que reclamamos porque ‘perdimos un poco de rentabilidad’, como lo pronunció su funcionario. Simplemente no la tenemos; trabajamos con costos que están por encima de nuestros ingresos debido al aumento del maíz y la soja en porcentajes que superan ampliamente los valores anteriores sin tener en cuenta los aumentos de los demás insumos que se necesitan para producir, sumado a la baja del precio del cerdo en pie", agrega.

La productora invita a Macri y a los funcionarios del Ministerio de Agroindustria a visitar a los productores porcinos para "contarles lo que estamos viviendo hoy. Yo soy una pequeña productora con la visión de crecer y brindarle a mi país carne de cerdo de excelencia". Dice que cursa la tesis de Administración de Empresas pero tiene "la claridad de saber que quiero trabajar para los pequeños productores y para que el sector que tanto amo crezca. Por eso llevo el estandarte del sector en lo más alto, orgullosa de mi trabajo y del de mis colegas".

"Confío en su buen accionar esperanzada que el sueño de cada productor porcino y dependientes del sector va a continuar para seguir apostando tanto en el capital rural como las economías regionales. Como usted dice: ‘Sé que juntos podemos lograrlo’".

En diálogo con este medio, explica que el costo de producción es de 20 pesos y están recibiendo 17: "Tengo 55 madres, a lo mejor para un establecimiento de 3000 la ecuación es otra. Pido trabajar con tranquilidad, nos lo merecemos. Siempre pensé que andaría de taco aguja y hoy no me sacó las botas de goma por nada".

"No pretendemos rentabilidades abultadas pero tampoco es cierto que reclamamos porque ‘perdimos un poco de rentabilidad’, como lo pronunció su funcionario. Simplemente no la tenemos; trabajamos con costos que están por encima de nuestros ingresos debido al aumento del maíz y la soja en porcentajes que superan ampliamente los valores anteriores sin tener en cuenta los aumentos de los demás insumos que se necesitan para producir, sumado a la baja del precio del cerdo en pie", agrega.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.