Proponen para un tribunal a abogados ligados al Gobierno

Los candidatos de Cristina para Casación Penal tienen estrechos lazos con el oficialismo
Paz Rodríguez Niell
(0)
29 de noviembre de 2013  

Uno fue abogado de Amado Boudou ; otro, de Felisa Miceli; otro, de Julio De Vido ; cuatro son miembros activos de Justicia Legítima; uno es asesor del Ministerio de Justicia, y otro, el constitucionalista que defiende las causas más importantes del Gobierno. Todos ellos integran la lista de candidatos que el Poder Ejecutivo envió ayer al Senado para cubrir en forma interina las cuatro vacantes de la Cámara de Casación, el máximo tribunal penal.

La nómina incluye a diez hombres, casi todos de claros vínculos con el Gobierno. El caso más notable es el de Eduardo Barcesat, el constitucionalista que promovió el plan frustrado de reforma constitucional para permitir la reelección de Cristina Kirchner y representó al Estado en audiencias por la ley de medios; abogó por el Gobierno en el caso de Papel Prensa, y patrocinó a Víctor Hugo Morales en la causa que le inició Héctor Magnetto. Es, además, representante de Madres de Plaza de Mayo.

El abogado de Abuelas de Plaza de Mayo, Alan Iud, de 32 años, también integra la lista. Lo mismo que Gustavo Ferreyra, un profesor de derecho constitucional de la UBA de un extenso currículum y muy cercano al juez de la Corte Raúl Zaffaroni, que dirigió su tesis doctoral. Ferreyra participó con Barcesat de debates en favor de la reforma constitucional.

Esta nómina ingresó ayer al Senado, que deberá darles su acuerdo a los candidatos. No obstante, eso no los pondría automáticamente en funciones.

La ley prevé que los conjueces de la lista ocupen las vacantes, por sorteo, sólo si no hay jueces de igual "competencia" y "jurisdicción" en condiciones de hacerlo. Es decir que tienen prioridad los actuales camaristas de Casación. De hecho, hoy hay algunos que subrogan vocalías vacantes y podrían seguir haciéndolo.

En cuanto al Senado, el oficialismo cuenta con las mayorías necesarias para que todos sus candidatos pasen el filtro: tiene mayoría tanto en la Comisión de Acuerdos, que debe dictaminar, como en el pleno. La mayoría necesaria es simple.

En el Senado estimaban anoche que lo más probable es que el tema se trate en las sesiones extraordinarias que la Presidenta planea habilitar, según adelantó el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich.

El cargo de conjuez es transitorio. Sin embargo, de ser nombrados, estos abogados podrían permanecer muchos años como magistrados porque el concurso destinado a designar a los jueces titulares está muy demorado. El Consejo de la Magistratura acaba de empezar los trámites para cubrir tres de las cuatro vacantes de la Casación (la cuarta ni siquiera está concursada), y todavía no hay siquiera jurados designados para evaluar a los postulantes.

En el mejor de los casos, el Consejo demora un año en terminar cada concurso. Después, las ternas de candidatos pasan al Poder Ejecutivo y la Presidenta no tiene plazo para ungir a su candidato.

Hace cinco años que la ley prevé la posibilidad de cubrir vacantes con listas de conjueces que debe elaborar cada tres años el Gobierno. Sin embargo, sin razón aparente, Cristina Kirchner no hizo listas para casi ningún fuero. Las únicas excepciones habían sido, hasta ayer, la que envió al Senado para cubrir las vacantes del fuero Civil y Comercial Federal cuando la Cámara estaba en pleno conflicto con el Gobierno por el caso Clarín. Y para la justicia federal de Comodoro Rivadavia, lista con la que se reemplazó a la subrogante del juzgado de Río Gallegos donde hay una causa contra Lázaro Báez.

Los candidatos

La lista de candidatos a conjueces que llegó ayer al Senado está formada por Nicolás Fernando D'Albora, Carlos Alberto Oscar Cruz, Marcelo Roberto Buigo, Norberto Federico Frontini, Claudio Marcelo Vázquez, Roberto José Boico, Martín Ariel Magram, Barcesat, Ferreyra y Iud.

Casi todos son profesores universitarios. Cruz fue presidente, hasta junio de este año, de la Asociación de Abogados de Buenos Aires (AABA), una vieja agrupación identificada con el progresismo, hoy cercana al kirchnerismo. En la sede de la AABA, con Cruz como anfitrión, Justicia Legítima presentó la conferencia en la que apoyó el paquete de leyes de "democratización de la Justicia" promovido por el Gobierno.

Fue además el abogado de la ex ministra de Economía Felisa Miceli en la causa por la bolsa con dinero encontrada en el baño de su despacho. Es profesor a cargo de cursos de grado y posgrado sobre delitos económicos y delitos informáticos en universidades argentinas y extranjeras, y es el subdirector de la Maestría en Derecho Penal del Mercosur en la Facultad de Derecho de la UBA.

D'Albora, otro candidato que no cumplió 40 años, es primo del abogado especialista en derecho penal económico Francisco D'Albora. Nicolás fue socio, hasta hace algunos meses, del estudio familiar.

Buigo fue el abogado del ministro Julio De Vido, en la causa que le inició a la diputada Elisa Carrió por calumnias. Es socio de Fundejus y profesor de la Universidad de Buenos Aires en la cátedra de Javier De Luca, fiscal de Casación y uno de los referentes de Justicia Legítima.

Frontini es especialista en cibercrimen y cuenta con una maestría de la Universidad de Barcelona. Trabaja como asesor en la Subsecretaría de Política Criminal del Ministerio de Justicia, que conduce Julio Alak.

Boico es otro de los miembros de Justicia Legítima que la Presidenta postuló. Trabaja con Barcesat y es, como él, constitucionalista. También es profesor universitario y defensor de varios proyectos de ley del Gobierno, como el de limitación a la propiedad extranjera de las tierras. Suele escribir columnas en medios afines al Gobierno. Esta semana, la agencia Télam publicó una nota donde él elogia el acuerdo con Irán.

Magram es el abogado que eligió Amado Boudou para que lo defendiera en la causa donde está acusado de haber anotado como suyo un auto que tenía papeles falsos.

Los candidatos a conjueces

  • Eduardo Barcesat

    Constitucionalista

    Es uno de los abogados favoritos del Gobierno. Es representante de Madres de Plaza de Mayo, impulsó la reforma constitucional y defendió la ley de medios
  • Los otros candidatos son Nicolas D’Albora, Carlos Cruz, Marcelo Buigo, Norberto Frontini, Claudio Vázquez, Roberto Boico, Raúl Gustavo Ferreyra, Martín Magram y Alan Iud
  • Casi todos los postulantes son profesores universitarios y varios militan en Justicia Legítima
  • Tres representaron a funcionarios kirchneristas de alto rango (Amado Boudou, Felisa Miceli y Julio De Vido) en causas penales
  • Muchos han defendido públicamente proyectos del Gobierno. Varios son seguidores del juez de la Corte Raúl Zaffaroni
  • ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Politica

    ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.