Proponen un fondo fiduciario para salir del corralito

Diputados del ARI, Frente Grande, Polo Social y Frente para el Cambio presentaron un proyecto que plantea devolver los depósitos a las personas que tengan montos inferiores a 50 mil dólares
Diputados del ARI, Frente Grande, Polo Social y Frente para el Cambio presentaron un proyecto que plantea devolver los depósitos a las personas que tengan montos inferiores a 50 mil dólares
(0)
22 de enero de 2002  • 18:18

Diputados del ARI, Frente para el Cambio, Polo Social y Frente Grande presentaron hoy un proyecto que propone la creación de un fondo fiduciario a través del cual se puedan obtener recursos externos para devolver los depósitos de aquellas personas con montos inferiores a 50 mil pesos y dólares que hayan quedado atrapados en el "corralito".

La iniciativa plantea la formación de un fondo fiduciario por parte del Banco Central de la República Argentina que se encargue de gestionar la obtención de recursos ante gobiernos extranjeros, organismos multilaterales o inversores privados a partir de la venta de la cartera de créditos conformada por los principales deudores del sistema financiero.

La propuesta señala que con los fondos obtenidos, el fondo fiduciario deberá elaborar un cronograma de devolución de los depósitos otorgando prioridad a aquellos de personas físicas realizados en cajas de ahorro y plazos fijos hasta un monto individual de 50 mil pesos y 50 mil dólares.

El proyecto fue presentado hoy durante una conferencia de prensa realizada en el Salón de Pasos Perdidos del Congreso, en la que participaron los diputados del ARI Elisa Carrió, Eduardo Macaluse y Carlos Raimundi; del Frente Grande María América González, José Vitar e Irma Parentella; y del Frente para el Cambio, Alfredo Villalba.

El encuentro contó además con la presencia del líder del Polo Social, Luis Farinello, de la dirigente de Madres de Plaza de Mato Línea Fundadora, Nora Cortiñas, y del banquero y representante del Frente Nacional contra la Pobreza, Carlos Heller.

Los legisladores distribuyeron una lista con las empresas de alta calificación que son deudoras del sistema financiero, cuyas deudas, según dijeron, podrían ser utilizadas como garantía para obtener los fondos externos.

Carrió aseguró que la propuesta pretende "defender los intereses de la mayoría de los depositantes", y advirtió que con la pesificación se está ante la posibilidad de una "nueva licuación de pasivos similar a la producida en 1982".

"Acá hubo gente que hizo una gran ganancia y ahora va por el asalto final, al empujar la licuación de sus deudas", dijo la legisladora, y aseguró que el ministro de Economía, Jorge Remes Lenicov, y el presidente Eduardo Duhalde están "presos del mismo pacto que gobernó la Argentina durante los últimos años".

Fuente : DyN

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.