Protesta frente a las oficinas de De Narváez