Quantín, a cargo de la causa por el complot

Investigará la denuncia oficial
(0)
29 de junio de 2002  

El fiscal Norberto Quantín quedó ayer a cargo de la investigación de la denuncia radicada por el gobierno nacional por la supuesta “escalada de violencia” que, según afirma la presentación, “amenaza con el derrocamiento de los poderes constituidos” y “puede poner en peligro más vidas”.

En representación del Gobierno, el ministro de Justicia, Jorge Vanossi, presentó la denuncia ante el procurador general de la Nación, Nicolás Becerra. Pero éste viajó de inmediato a Mendoza para pasar el fin de semana en su provincia de origen y derivó el caso a Quantín, fiscal ante la Cámara Federal porteña en reemplazo provisional de su colega Germán Moldes.

Quantín, además, encabeza el equipo designado por el procurador Becerra para colaborar con las investigaciones que realiza el fiscal bonaerense Juan José González por el doble asesinato de piqueteros registrado el miércoles en Avellaneda, donde un grupo de policías habría disparado a sangre fría contra jóvenes desocupados que participaban de una protesta.

Además de Quantín, integran el grupo el fiscal federal Guillermo Montenegro y su colega de investigaciones de la Ufitco, Lucio González Valle.

Quantín intentaría reunir nuevas pruebas antes de girar la denuncia del Gobierno a la Cámara Federal, para que por sorteo designe el juez que deberá investigar si, como escribió el ministro Vanossi, “los sucesos de los últimos días indican una escalada de acciones violentas” que “amenazan con el derrocamiento de los poderes constituidos” y de la “totalidad de las instituciones de la República”.

“Es del caso preguntarnos si estamos o no en presencia de una maquinación concertada para alcanzar con intencionalidad objetivos de máximo alcance que puedan poner en peligro más vidas, más derechos, más libertades y hasta la totalidad de las instituciones de la República que se encuentran constituidas legítimamente y en funcionamiento”, añadió el ministro.

El Gobierno adjuntó a su denuncia documentación que presentó como prueba y sobre la cual no trascendieron detalles.

Quantín sumaría evidencia que colectará al tomar directo contacto con la causa por la muerte de los piqueteros, atribuida ayer por la fiscalía bonaerense a policías.

El fiscal deberá tener en cuenta que la denuncia por el supuesto complot contra el gobierno nacional fue presentada antes de que Duhalde admitió que los hechos de Avellaneda no fueron el inicio de una escalada de violencia para derrocar al Gobierno sino el resultado de una “cacería feroz” de policías bonaerenses contra piqueteros desarmados.

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?