Suscriptor digital

Qué dejó la política en los 22 días de euforia mundialista

Reglamentación de decretos sin plazos, superpoderes permanentes y aumentos para funcionarios y legisladores; analistas consultados por LANACION.com calificaron algunas decisiones oficiales como "oportunismo político"
(0)
30 de junio de 2006  • 17:44

Con el nudo todavía en la garganta por la agónica despedida de la Copa del Mundo, la vuelta a la realidad deja sobre la superficie algunos hechos extrafutbolísticos que ocurrieron durante estos 22 días en que los que la pelota ocupó la cabeza de los argentinos.

La política nacional no sólo no descansó mientras duró la euforia por el Mundial sino que utilizó el campeonato para presentar proyectos que despertaron fuertes críticas, según concluyeron analistas políticos consultados por LANACION.com.

Anoche mismo, cuando todo era esperanza albiceleste, salió del despacho del presidente Néstor Kirchner un proyecto de ley para que los superpoderes sean permanentes y hace unos días, la senadora Cristina Fernández de Kirchner presentó un proyecto de reglamentación de los decretos que no le pone plazos al Congreso para expedirse.

Entre tanto, el Gobierno eliminó el tope salarial para los funcionarios y los senadores y diputados se aumentaron sus sueldos. Aquí están, entonces, las decisiones políticas que el Mundial eclipsó.

Superpoderes. Ayer, cuando la actividad en la Casa Rosada ya casi había terminado y la cabeza estaba puesta sólo en el partido de hoy, el Gobierno sorprendió con la presentación de un proyecto de ley que le da superpoderes permanentes al jefe de Gabinete, Alberto Fernández, con lo que podrá modificar las partidas presupuestarias sin el consentimiento del Congreso. Esa iniciativa entrará para ser tratada primero por el Senado, Cámara en la que el oficialismo tiene amplia mayoría. De aprobarse, Fernández podrá reestructurar el presupuesto sin intervención del Parlamento. A pesar de la euforia mundialista, la oposición, con fuertes críticas, promete resistir.

Decretos ¿reglamentados? La senadora y primera dama Cristina Fernández de Kirchner presentó un proyecto para saldar una deuda que arrastraba el Congreso desde la reforma de la Constitución, en 1994: la reglamentación de los decretos de necesidad y urgencia (DNU). Pero la iniciativa oficialista despertó fuertes críticas de la oposición ya que el proyecto no fija un plazo perentorio para que el Congreso se expida sobre los decretos que firma el Poder Ejecutivo.

Además, la sesión de anteayer en la que iba a tratarse la propuesta se postergó por falta de legisladores oficialistas. La inicativa no consagra la sanción automática de un decreto ante el silencio de los legisladores, pero como no fija un tiempo determinado para que el Congreso se expida permite entonces postergar esa decisión y prolongar, por tanto, la vigencia de un DNU.

Adiós al tope salarial. Mientras las calles de todo el país festejaban el 6 a 0 de la Argentina contra Serbia y Montenegro, el Gobierno anunciaba por la noche y extraoficialmente que el sueldo del presidente Néstor Kirchner se elevaba de 6000 a 9500 pesos aproximadamente. Esa suba, en porcentaje, fue del 58,3, según indicaban voceros oficiales. El decreto eliminó el tope salarial que regía desde la presidencia de Adolfo Rodríguez Saá para los funcionarios, que en principio fue de 3000 pesos. Luego Kirchner lo aumentó a 6000, y ahora directamente lo eliminó. Y según el decreto que se publicó el viernes pasado en el boletín oficial, le agregó al sueldo un "complemento por responsabilidad del cargo" que para el Presidente es de 7500 pesos. Eso implica un incremento en su remuneración del 125 por ciento, es decir, 13.500 pesos. Casi la misma suerte corrieron el vicepresidente, los ministros, los secretarios y los subsecretarios de Estado. De todas maneras, voceros oficiales aclararon que en mano, el primer mandatario recibirá los anunciados 9500 pesos.

Aumento para legisladores. Esa misma noche, el presidente de la Cámara de Senadores, el vicepresidente Daniel Scioli, y su par de Diputados, Alberto Balestrini, firmaron una resolución mediante la cual los bolsillos de los legisladores crecieron casi en 1000 pesos. En concreto, 955 pesos extra, gracias a una suba del 19 por ciento en los salarios.

El sueldo de bolsillo de un senador o diputado nacional era, hasta junio, de unos 4800 pesos. A esa cifra se le suman otros 1200 a los que son del interior del país por el plus de desarraigo y 20 pasajes aéreos que pueden ser canjeados por dinero si no los usan.

Oportunismo. Analistas políticos consultados por LANACION.com opinaron que el proyecto de superpoderes permanentes y la falta de plazos para reglamentar los decretos salieron como consecuencia "del clima mundialístico" y evidenciaron un oportunismo políticos por parte del Gobierno.

"Esas dos iniciativas se dan en un contexto en el que el Gobierno consideró que la opinión pública estaba en otro lado. Es de un hiperpresidencialismo alarmante", calificó el analista político Sergio Berensztein.

"El timing es inapropiado, pero es gravísimo el contenido de las iniciativas", agregó, de manera alarmante.

"La administración Kirchner parece haber aprovechado el clima del mundial para avanzar en dos proyectos de reforma institucional muy controvertidos, como el de DNU y el que da carácter permanente a los superpoderes", analizó Rosendo Fraga.

El analista comparó esta decisión presidencial con la política alemana. "En Alemania, Angela Merkel aprovechó el clima creado por el Mundial para aumentar los impuestos, medida que en este país tiene alto costo político. Merkel tiene probablemente una semana más para que se digiera su proyecto; acá el problema será que los dos temas habrá que resolverlos habiendo pasado ya la euforia del campeonato", sostuvo el director del Centro de Estudios Unión para la Nueva Mayoría.

Analía del Franco, directora de la consultora Analogías, opinó que estas decisiones de Kirchner fueron parte de la dinámica gubernamental. Sin embargo, destacó que "probablemente [para el Gobierno] era mejor hacerlo en el medio de esta situación para evitar que la oposición tengo más espacio para las quejas".

Mariana Verón

De la Redacción de LANACION.com

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?