Quedaría detenido el general Riveros

(0)
28 de marzo de 2000  

(DyN).- El general (R) Santiago Omar Riveros, ex comandante de Institutos Militares, fue convocado nuevamente a declarar ante el juez federal Adolfo Bagnasco para pasado mañana y podría quedar detenido por su presunta participación en el robo sistemático de bebes nacidos en cautiverio durante la última dictadura militar.

El juez Bagnasco rechazó la recusación promovida la semana última por Riveros y fijó nueva fecha para la declaración indagatoria.

Por otra parte, el magistrado concedió el beneficio de cumplir arresto domiciliario al general Juan Bautista Sasiaiñ (por tener más de 70 años), detenido en la causa del proceso por la sustracción sistemática de los hijos de desaparecidos.

Se presume que Riveros correrá la misma suerte que Sasiaiñ y que pasado mañana regresará esposado de los tribunales, ya que afronta cargos por delitos que no admiten la excarcelación, como sustracción y ocultamiento de menores de edad, supresión de estado civil y sustitución de identidad.

El jueves último, el teniente general (R) Martín Balza, ex jefe del Ejército, reconoció por primera vez ante Bagnasco que la apropiación de menores fue una práctica sistemática de la dictadura y destacó que sólo pudo haberse llevado a cabo por orden de "altos comandantes", como Riveros.

Balza mencionó, además, que Riveros era comandante de Institutos Militares y que necesariamente debió estar al tanto del robo de los niños nacidos en la maternidad clandestina del Hospital Militar de Campo de Mayo (la declaración provocó no poco malestar en el Ejército).

El general Riveros debía declarar el martes último ante el juez, pero logró aplazar la audiencia al recusar a Bagnasco y al fiscal Eduardo Freiler, denunciar a ambos y reclamar mediante un escrito la intervención en el caso del Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas.

Riveros acusó al magistrado y al fiscal de "violar el orden legal" por ser "enemigos de las Fuerzas Armadas".

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.