Quejas de Moyano

(0)
28 de marzo de 2000  

(DyN).- El titular de la CGT disidente, el camionero Hugo Moyano, calificó ayer la reforma laboral que impulsa la administración de Fernando de la Rúa como "una directiva del Fondo Monetario Internacional (FMI) y no una iniciativa para mejorar la vida de los trabajadores".

"Las informaciones que tenemos hoy (por ayer) del FMI nos demuestran fehacientemente que tuvimos la razón desde un principio al rechazar la reforma laboral", aseguró Moyano en declaraciones a DyN.

"Son sólo directivas del Fondo Monetario y no iniciativas del gobierno para mejorar la vida de los trabajadores", enfatizó Moyano, quien no dudó en afirmar que "esto refuerza nuestra posición y por eso hay que rechazar esa ley en su totalidad".

El líder de la CGT rebelde tiene previsto reunirse hoy con el senador autonomista José Antonio Romero Feris (Corrientes), en el contexto de la ronda de consultas que ese sector viene realizando con parlamentarios de todos los partidos políticos, en un intento por sumar a los senadores en el rechazo que hacen al proyecto que fue aprobado por la Cámara de Diputados.

Un informe periodístico reveló ayer que el FMI condicionó su apoyo a la política económica del gobierno de la Alianza, a la aprobación sin modificaciones sustanciales del proyecto original de reforma laboral.

Según ese texto, el organismo financiero internacional pretende, entre otros puntos, que el período de prueba para los trabajadores que ingresan a un empleo sea de seis meses y no de tres. Persigue también la "eliminación" del principio de la ultraactividad -vigencia indefinida- de los convenios colectivos de trabajo a partir de 2003, como lo estipulaba el proyecto original del Gobierno.

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.