¿Quieren realmente los británicos salir de la Unión Europea?

Inés Capdevila
Inés Capdevila LA NACION

Análisis de Inés Capdevila

08:55
Video
(0)
29 de marzo de 2019  • 22:03

A continuación, sus principales conceptos:

  • Hoy, por tercera vez, los parlamentarios británicos votaron por el acuerdo que negoció Theresa May con la Unión Europea (UE) para dejar el bloque. El acuerdo de divorcio: el Brexit. Se trata de cómo salir y de cómo será después la relación entre Gran Bretaña y la UE. Podría ser una zona de libre comercio, una unión aduanera, o nada, terceros
  • Hoy era la fecha pactada hace dos años para que Gran Bretaña deje la Unión Europea. Pero como no se pusieron de acuerdo pidieron la prórroga. La Unión Europea aceptó la prorrogación, pero en sus términos, y está hoy en una posición de fuerza, que es la que Gran Bretaña pensó que iba a tener siempre
  • Se retrasó hasta el 22 de mayo con una condición: que en esa fecha haya acuerdo. Si para el 12 de abril no lo consiguen, los británicos deben irse de la Unión Europea sin más discusión. Sería el divorcio más difícil. Dejaría a Gran Bretaña en una posición muy complicada; no solo en relación al resto de Europa, sino internamente. Hay muchísimas grietas, tanto política, social, institucionalmente, y ni hablar económicamente
  • El lunes que viene se vota de nuevo el acuerdo de Theresa May. Ella cree que esta vez lo va a ganar porque en las últimas votaciones el margen se fue achicando -de 203 a 58 votos-. Pero si no se aprueba el lunes, hasta el 12 de abril se le abren varias opciones a Gran Bretaña
  • La primera es que renuncie May y se convoque inmediatamente a elecciones. Los conservadores siguen estando adelante en las encuestas, y los laboristas quieren unirse con pequeños partidos, derrotar, y convocar a un segundo referéndum, como para decir: ¿Están seguros de que quieren el Brexit?
  • Si se aprueba el acuerdo este lunes, del 12 de abril se pasa al 22 de mayo. Gran Bretaña dejaría la Unión Europea, pero contaría con un período de transición de 21 meses, donde sigue estando en la Unión Europea pero sin voz ni voto
  • La sociedad británica está partida al medio. Hoy, según los sondeos, están tan divididos como cuando votaron hace dos años. Pero, a la vez, coinciden en algo: los que se quieren quedar están hartos de esta discusión, que dicen paraliza la vida económica británica; y los que se quieren ir están también hartos. Estos últimos dicen: "Basta de discusiones, nosotros votamos por irnos, así funciona la democracia, no estamos siendo democráticos al no respetar los resultados de la mayoría". Hay mucha incertidumbre y las divisiones se profundizan

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.