Roberto Lavagna: "Me sorprendió Pichetto. Son centrales la coherencia y la conducta"

El precandidato presidencial de Consenso Federal negó malestar con el socialismo y dijo que desea que Graciela Camaño se postule para gobernadora; primeras medidas de su plan
El precandidato presidencial de Consenso Federal negó malestar con el socialismo y dijo que desea que Graciela Camaño se postule para gobernadora; primeras medidas de su plan Fuente: LA NACION - Crédito: Enrique Villegas
Mariano Obarrio
(0)
16 de junio de 2019  

El precandidato presidencial, Roberto Lavagna , aseguró que el pase del senador peronista Miguel Pichetto al macrismo le "causó sorpresa" y subrayó que "dos cosas son centrales: coherencia y conducta". Fue su respuesta a recientes críticas del ex jefe del bloque de senadores del PJ, que había dicho que Lavagna "no tiene visión política" y "fracturó Alternativa Federal".

Por contrapartida, negó el malestar del gobernador socialista de Santa Fe, Miguel Lifschitz, por la designación de Juan Manuel Urtubey como su candidato a vicepresidente. "Lifschiz y Graciela Camaño han tenido una conducta y comportamiento intachables", dijo.

En una entrevista con LA NACION, el ex ministro de Economía (2002-2005) anticipó que sus dos primeras medidas de gobierno serían "ponerle plata en el bolsillo a los argentinos y bajar impuestos a la inversión".

-Néstor Kirchner solía decir que recibió un país incendiado e instaló la idea que el gobierno anterior fue de crisis. ¿Ustedes le dejaron un incendio a Kirchner?

-Si hubiéramos dejado un incendio no me hubiera ofrecido la vicepresidencia, que yo no le acepté. Pero como necesitaba de los votos de la economía tuvo que aceptar que fuera ministro de Economía.

-Nunca se supo que le ofreció la vicepresidencia.

-Porque fuimos discretos. Y acepté el Ministerio de Economía porque la economía estaba en plena recuperación, la inflación estaba en 0,3 o 0,4% mensual. Se había empezado a crear trabajo. Con el gobierno de unión nacional que presidía Eduardo Duhalde salimos de una crisis mucho más grave que la actual.

-¿Cuáles cree que fueron aciertos en aquel gobierno?

-La economía caía 20% y la llevamos en 2003 a crecer 9%, y en 2004, 2005 9% y 2006.

Juan Manuel Urtubey se sumó al espacio que lidera Roberto Lavagna
Juan Manuel Urtubey se sumó al espacio que lidera Roberto Lavagna

-Mucha gente de hasta 30 años no lo conoce.

-Así es. Y el relato es que veníamos de una crisis. Si era un incendio era la primera vez en la historia que un ministro de Economía continuara en funciones después del cambio de gobierno.

-¿Por qué renunció en 2006?

-Por desentendimientos. (Kirchner) no ejecutó el fondo anticrisis que habíamos creado ni cumplió con la ley de cero impuestos a las ganancias para Pyme, aprobada por la Cámara y la dejó morir en el Senado. En la Cumbre de las Américas de Mar del Plata lo acompañé y fui muy crítico en la forma que el procedió. Luego informé un estudio sobre sobreprecios en la obra pública y que se iniciaba el proceso legal.

-Usted habló del capitalismo de amigos.

-Sí señor. El anunció por radio que ningún ministro podía ir a la reunión de IDEA en Mar del Plata y el Ministro de Economía fue. Yo hablé de cartelización en la obra pública con sobreprecios del 25% y eso se define como capitalismo de amigos.

-Lo que se investiga en la causa de los cuadernos...

-Seguramente.

-Le propuso a Kirchner aumentar tarifas para no aumentar tanto los subsidios también.

-Sí. El monto de subsidios a las tarifas era 0,5% del PBI y llegó al final del gobierno de Cristina a 5,5% del PBI. Dejamos superávit fiscal record en 108 años, en la cuenta en dólares, en la cuenta corriente, inflación en 9 y pico anual y la economía creciendo al 9% y la deuda reestructurada en 2005.

-Algunos economistas lo critican a usted por el "Cupón PBI", que aumentó los pagos.

-No saben ni de qué hablan. Hay ignorancia o mala intención. Por cada 100 dólares adicionales de crecimiento, 90 van para la economía argentina, 5 van para recomprar anticipadamente deuda, la que Argentina decidiera, y 5 dólares van para el Cupón del PBI, si se supera el 3% de crecimiento. Y eso permitió frente a la justicia norteamericana y el juez Griesa demostrar la buena intención de Argentina. Esta innovación hoy es recomendada por el FMI y muchos bancos centrales en otros países. Sin eso, Argentina no hubiera alcanzado el 76% de quita en la reestructuración.

-¿Se arrepiente de algo de su gestión hasta 2005?

-De cosas fundamentales no, porque los resultados están ahí. En el camino puede haber habido errores. En uno de los canjes internos de bonos, se permitía utilizar los bonos para impulsar la actividad económica. Hicieron una reglamentación extremadamente complicada y 24 horas después estaba simplificado.

-¿Cuáles van a ser las primeras medidas de su gobierno?

-Dos. El gobierno de Cristina se equivoca y alienta sólo al consumo y Macri dijo que va a crecer por la lluvia de inversiones. Hay que entender que la macroeconomía son rueditas, la del consumo y la de la inversión tienen que ir juntas. La tercera son las exportaciones. Entonces las dos primeras medidas son ponerle plata en el bolsillo a los argentinos, de manera gradual y progresiva, ninguna cosa brutal, y bajar impuestos a la inversión con la única condición de reinversión de utilidades y creación de empleo.

-¿Cómo se pone plata en el bolsillo de la gente?

-Ejemplos: subir un poquito del salario mínimo implica empujar el resto de la escala, que las indexaciones de préstamos y cuotas, que son por inflación pasen a ser por salarios, deja un plus en el bolsillo. Sacar una de las partecitas de los impuestos de uno de los servicios públicos. Eso pone cantidades muy importantes. Y van todas a comprar, ninguna se va afuera. Van a generar que se mueva la rueda del consumo. Y si uno alienta la de la inversión con baja de impuestos, la actividad arranca. Así arrancó en el 2002 y se mantuvo a niveles al 9% por año.

Roberto Lavagna en su acto de campaña
Roberto Lavagna en su acto de campaña Crédito: Prensa Lavagna

-¿Y qué impuestos bajaría a la producción?

-Ganancias cero por ciento para empresas Pymes. Y distintos mecanismos para las grandes, amortización acelerada, devolución inmediata del IVA sobre un bien de capital instalado. Ayudan a hacer más barato el proceso de inversión y de creación de empleo.

-¿Ganancias para trabajadores y autónomos?

-Hay que verlo, uno se tiene que sentar con el papel, lápiz, hacer los numeritos solo cuando uno está dentro del Estado.

-Usted dijo que no se podía pagar la deuda con el FMI durante dos años.

-Son 57 mil millones de dólares en 2021 y 2022, que por supuesto condiciona todo el resto. El que tiene que alargar plazos es el Estado. Lo del Fondo despeja expectativa. Le agrego recomprar bonos del 2020 al 2024 incluido. Aliviarle la carga de bonos privados al próximo gobierno y al primer año del gobierno siguiente, porque así se gobierna. Eso despeja el panorama y baje el riesgo país y la tasa de interés. Fíjese en esta farsa de fiesta de los últimos días: el riesgo país baja, pero la tasa interna no. El Banco Central sabe que es pura especulación financiera.

-¿Cómo haría para bajar el gasto?

-Con la economía creciendo. Si la economía no crece usted no baja nada el gasto. Cuando asumí tenía 3,5% de déficit fiscal y a los cuatro años record histórico en 108 años de superávit fiscal. ¿Cuál es el misterio? El crecimiento al 9% y con presión tributaria 10 puntos menos que la actual.

-Pero ustedes no pagaban la deuda.

-Se pagaban intereses al Fondo. Pero lo otro forma parte de la solución. Si no, no hubiera hecho la reestructuración y hubiera ido y le hubiera pagado a los acreedores. Eso es hacer política. Usted se cree que fue fácil poner la cara y decirle no podemos pagar, le vamos a sacar el 75%, y después con 76% de aceptación, el índice de riesgo país llegó a ser del orden de los 210, 220 puntos. Los mercados habían dado vuelta la página.

-Cuando usted asumió creó los planes jefes y jefas de hogar, hoy hay 400 mil millones de pesos de asignaciones sociales más AUH...

-Creciendo a un ritmo de más de un millón por año.

-¿Cómo abordaría el tema de los planes sociales?

-Los cinco primeros meses de este año en intereses de las Lebac, Lelic y demás se pagó el equivalente a todo el año de planes sociales. Los reciben 19 millones de personas y estos intereses los recibimos los que podemos, 250 mil, 500 mil argentinos. Las dos cosas están mal. No puede ser una solución permanente, pero se aborda con trabajo.

-Pero muchos titulares de planes sociales no tienen calificación laboral.

-Algunos no, pero cada empresa debe invertir, pero nadie quiere, porque no tiene rentabilidad. Si yo tuviera que definir dos palabras para definir mi programa son: trabajo y educación. Y no educación sólo formal, sino educación de oficios.

-¿Un plan integral de educación para oficios?

-Absolutamente central. Pero eso sólo puede ser hecho por el Estado ayudando, los sindicatos, que también podrían brindar formación, los empresarios y la sociedad civil. Este es un plan absolutamente central de un próximo gobierno.

-¿Va a avanzar en la reforma previsional?

-Sí, es la misma en todos lados, pero en el caso argentino hay una particularidad. Hay que atender primero la gran base, y esto implica que pasar una ley no solo por el Congreso sino abrir una negociación con la Corte Suprema. Para que la Corte entienda que una diferenciación entre la cúpula de jubilaciones y la base es necesaria. Y que se puede argumentar por razones económicas.

-El sistema previsional está colapsado y muchos trabajadores no pagan aportes, están en negro.

-No hay empleo, no hay empleo en blanco, los dos gobiernos hicieron incorporación de gente sin aportes. La moratoria jubilatoria y a reparación histórica, obviamente bien merecido pero sin los debidos recaudos de cómo se financiaba.

-¿Hay posibilidad de utilizar el Fondo de Garantía de Sustentabilidad para aumentar recursos para jubilados?

-Seguramente, seguramente. Es cuestión de números, de hasta dónde el Fondo por algo existe, no es un capricho, tampoco uno lo puede esquivar.

-¿Cuánto nos cuesta no crecer?

-La economía creciendo al 4% por año en estos 8 años de estancamiento perdió 200 mil millones de dólares de ingreso.

-¿Usted cree que los sindicatos le van a permitir a usted hacer una reforma laboral?

-He tenido conversaciones muy interesantes con empresarios y con sindicatos. Con empresarios les he dicho que el sistema sindical es una maravilla un mecanismo de progreso, pero es antiguo. Hablemos de cómo preservando derechos adquiridos hay cosas que hacer. La reforma tiene sentido metida no como precondición sino como parte integrante de una política económica de crecimiento. El gobierno de Neuquén y del sindicato petrolero en Vaca Muerta se crearon 30.000 puestos de trabajo.

-¿Los otros sindicatos lo comprenden?

-Sí, claro, si se da esa condición. Pero esto requiere una visión que a veces la ideología hace que de un lado y del otro cueste...

-¿Se puede introducir el debate de la participación de los trabajadores en ganancias?

-Yo no empezaría por ahí, porque no hay ganancias. Discutamos cuando haya ganancias.

-¿Qué temas se debatirán en el Consejo Económico y Social que propuso?

-Todos los temas que hemos hablado. Pero tiene una característica respecto de otros proyectos. Nosotros no mezclamos diputados y senadores con el Consejo. Esto es la sociedad civil, 26 puestos. Con los credos y la Iglesia. Los diputados y senadores están en el Congreso.

-¿Qué dirá en la Justicia que lo citó en la causa por la versión de que a usted le ofrecieron 8 millones de dólares para renunciar a su candidatura?

-No tengo la menor duda, para mí cae dentro de esa categoría de fake news. Pero en todo caso que le pregunten a quien publicó. Yo nunca tuve ni una situación de ese tipo ni tengo idea del origen de la noticia. Soy la víctima de una fake news.

-¿Qué pensó cuando Pichetto aceptó la vicepresidencia de Macri y antes había dicho que podía ser vice suyo?

-Nada, me causó sorpresa como unas semanas antes la designación de Alberto Fernández. La política argentina está muy líquida. El problema es de quien tomo esas decisiones... nuestra tarea es solidificar nuestro sector y demostrar que dos cosas son centrales: coherencia y conducta. Desde el día número uno, fue: "Ni Macri ni Cristina".

-¿Siente que defeccionaron Pichetto y Massa?

-Es cosa de ellos.(silencio)

-¿Qué le produjo el pase de Massa al Kirchernismo?

-Lo mismo, es cosa de ellos. Forma parte de este tironeo donde algunos dijimos No y fue No. Y otros dijeron sí, para un lado, para el otro.

-¿Puede haber arreglo con el gobernador de Córdoba Juan Schiaretti para que se sume?

-No he hablado, pero encantado que así fuera por supuesto. Y con los radicales.

-¿Los socialistas se enojaron con la designación de Urtubey como vicepresidente?

-Nooo. En absoluto, además todo se hizo con mucha prolijidad, antes del cierre yo lo llamé por teléfono (al gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz) y no hemos hablado de fórmulas formales. La pasamos a la semana que viene para que pueda estar presente el socialismo, en particular Lifschitz, que vale la pena señalarlo ha jugado un papel muy importante en todo este proceso, con una conducta y comportamiento intachables.

-Pero surgieron versiones de descontento.

-Quiero dejarlo muy en claro. Miguel tiene la elección del día domingo, no era momento de hacer esto, la semana que viene es la semana de las candidaturas, ellos y el GEN, Libres del Sur y todos estarán para la formalidad de las formulas.

-¿Puede ser candidata a gobernadora Graciela Camaño?

-Graciela Camaño en los últimos tres o cuatro días previos al anuncio del consenso jugó un papel absolutamente destacado, notable, y al cual hay que agradecérselo. Trabajó por este consenso con Juan Manuel, de una manera impecable. Ella puede ser lo que quiera porque tanto Urtubey como yo tenemos el más alto concepto de la capacidad de Graciela.

-Pero ella no quiere ser candidata.

-Pareciera que no. Puede ser lo que ella quiera.

-¿Y no la van a convencer? ¿Su esposo Luis Barrionuevo la puede convencer?

-Me parece que no (risas), me parece que no. Tengo la impresión de que no es precisamente el hombre para eso.

-¿Marco Lavagna puede ser el candidato a jefe de gobierno porteño?

-No lo sé. Saben más ellos que yo. En las cosas locales no me meto. Marco también ha contribuido en las sombras, pero mucho, en los últimos días.

-¿Eduardo Bali Bucca puede ser gobernador?

-Es uno de los nombres.

-¿Hay otros?

-Sí pero yo o los sé todos.

-¿Cómo va a ser el rol de Urtubey como vice?

-Absolutamente central. Creo que los vicepresidentes que cumplen una función. Tiene una característica importante que es su juventud, es el complemento necesario a mi real supuesta experiencia.

-¿Quién va a ser su ministro de Economía?

-No sabemos.

-¿Puede acordar con algunos gobernadores actuales para que lo apoyen?

-Con varios, pero no me pida el nombre para no complicarlos.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.