Ramón Rioseco: "Si ganamos en Neuquén, se va a leer como un triunfo de Cristina"

El exintendente de Cutral Co es el candidato de unidad del PJ en la primera provincia donde se vota para gobernador
El exintendente de Cutral Co es el candidato de unidad del PJ en la primera provincia donde se vota para gobernador Fuente: LA NACION - Crédito: Fernando Massobrio
Gabriel Sued
(0)
2 de febrero de 2019  

El calendario electoral se abrirá este año en Neuquén, donde el 10 de marzo habrá elecciones para gobernador. Después de la ruptura de 2017, el peronismo selló un frente de unidad, encabezado por el exintendente de Cutral Co Ramón Rioseco, un dirigente que abandonó el FPV tras la derrota de 2015. El acuerdo, que incluye como compañero de fórmula al diputado kirchnerista y titular del PJ local, Darío Martínez, se alcanzó en diciembre, después de un encuentro entre Rioseco y la expresidenta. "Si ganamos, se va a leer como un triunfo de Cristina", dice el candidato, en una entrevista con LA NACION, en la que exhorta a los dirigentes que como él abandonaron el kirchnerismo a dejar el resentimiento de lado y aceptar una candidatura de la expresidenta. "Algunos dicen: '¡Cristina no!'. Bueno, pero sin Cristina no se puede", afirma.

-¿El eje de su campaña va a ser nacional o provincial?

-Que sea la primera elección a nivel nacional implica una gran responsabilidad para todos los actores y en especial para nosotros, porque además tenemos la aspiración de terminar con un ciclo de 60 años de Movimiento Popular Neuquino (MPN). Juega mucho la grieta nacional, pero nuestra prioridad es el desarrollo de Neuquén. Vaca Muerta nos brinda una oportunidad de reconversión productiva.

-Vaca Muerta es vista como la salvación para el país. ¿En Neuquén cómo se ve?

-Con mucha expectativa. Pero no está dando respuestas a los neuquinos. Falta de rutas, falta de desarrollo en otras actividades como el turismo, falta de conectividad, hay bolsones de desempleo, que en las mujeres llega al 20 por ciento.

-¿Coincide con la flexibilización de condiciones laborales en el yacimiento?

-No. Porque la baja de productividad de 2015 y 2016 fue por la caída del precio del petróleo. Necesitamos desarrollar la industrialización en origen. Estamos exportando el gas crudo a Chile, ellos lo licuan y nos lo venden por el norte. Tenemos que procesarlo en Neuquén. No pasa por bajar los costos laborales. Lo que hace falta es garantizar la estabilidad en la inversión, cosa que no está haciendo el Gobierno, pese a que se presenta como el más previsible.

-¿A qué se refiere?

-Al cambio de reglas de juego con la resolución 46 [del Ministerio de Energía, que recortó subsidios a las petroleras]. Nosotros queremos garantizar previsibilidad. ¿Qué decimos? Todos los convenios que se han firmado de exploración y desarrollo de Vaca Muerta, con este gobernador, se van a garantizar.

-¿Están de acuerdo con el aumento de las tarifas en Capital y Gran Buenos Aires?

-Estamos de acuerdo con ir ordenando las tarifas. Pero no hay que ser grotesco. No se le puede aumentar un 300 por ciento a un trabajador con una paritaria del 25.

-¿Por qué se fue del Frente para la Victoria (FPV)?

-Porque no nos pusimos de acuerdo en los criterios de la campaña local.

-Se juntó con Cristina en diciembre. ¿Qué le dijo ella?

-Que está muy preocupada por la Argentina y que aspira a tener un gobierno de unidad. Ella fue la precursora de la unidad que logramos en la provincia, que va a ser un poco la síntesis de lo que puede pasar a nivel nacional.

-¿Un caso testigo?

-Una unidad más allá de las personas, que le permita al pueblo volver a confiar en la democracia, donde les vaya bien a los empresarios y a los trabajadores. En Neuquén, en 2015 teníamos una desocupación de 2,5 por ciento. Fue el momento de oro de Vaca Muerta.

-¿Eso se lo atribuye a Cristina?

-Se lo atribuyo a las buenas políticas de Cristina en materia energética.

-La política energética es una de las cosas más criticadas del gobierno de Cristina. ¿Para usted fue buena?

-En los primeros diez años no, pero cuando retomó YPF sí, porque se retomó el objetivo del autoabastecimiento energético. Ahora se empiezan a ver esos resultados. La recuperación de YPF fue determinante para que Vaca Muerta se ponga en funcionamiento.

-Si ganan en Neuquén, ¿será un triunfo de Cristina?

-Será un triunfo de los neuquinos y a nivel nacional se va a leer como un triunfo de Cristina.

-Y si pierden, ¿será una derrota de Cristina?

-No, porque no estamos gobernando. Macri tiene dos candidatos en Neuquén: un piloto titular, el Pechi Quiroga [intendente de la capital provincial], y otro muleto, que es Gutiérrez [Omar, el gobernador].

-¿Le gustaría que Cristina fuera candidata?

-Me gustaría que Cristina fuera candidata porque me representa. Pero hay que tener la suficiente visión y apertura para que la unidad sea lo más amplia posible. En Neuquén hay una sensación de satisfacción por la unidad que logramos.

-¿De la conversación que tuvieron, le quedó la sensación de que va a ser candidata?

-No me dijo. Yo le pregunté: "¿Vas a ser candidata?".

-¿Y qué le respondió?

-"Y... lo voy a ver". Te dice así: "Lo voy a ver". La vi muy preocupada por el país y muy entusiasmada con hacer política. Creo que va a ser candidata y que va a ser presidenta.

-¿No tiene un techo?

-Sí, pero los techos se pueden romper. Los techos se rompen, puede caer granizo [se ríe].

-Hubo peronistas que como usted se fueron del FPV. ¿Qué les dice ahora que usted volvió?

-Que piensen en el país. Nosotros en Neuquén podríamos ir separados y sacar el 20 por ciento cada uno, pero la provincia no iba a tener la posibilidad de escribir una nueva historia. Lo mismo digo para el país. Hay que tener generosidad. Algunos dicen: "¡Cristina no!". Bueno, pero sin Cristina no se puede.

-Le propongo un juego. Si pudiera extrapolar al orden nacional el acuerdo al que llegó el peronismo de Neuquén, ¿qué fórmula se le ocurre?

-Cristina, de candidata a presidenta. Y de vice... me cuesta... Hay referentes importantes... puede ser Massa, Felipe Solá, no sé. Me parece que hay que tener mucha generosidad. Unidad aunque duela. Duelen las unidades porque a veces hay mucho resentimiento y declaraciones impropias y cuesta volver para atrás, pero hay que priorizar el país.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.