Randazzo pierde un intendente clave: Juan Zabaleta se va con Cristina Kirchner

Randazzo pierde un intendente clave
Randazzo pierde un intendente clave Fuente: LA NACION - Crédito: Santiago Filipuzzi
El jefe comunal de Hurlingham se mostró hoy con sus pares de Unidad Ciudadana, señal de que ya trabaja para la ex presidenta de cara a las elecciones de octubre
Lucrecia Bullrich
Marcelo Veneranda
(0)
1 de septiembre de 2017  • 13:36

El intendente de Hurlingham, Juan Zabaleta, selló su salida del Frente Justicialista Cumplir, que postula a Florencio Randazzo al Senado de la Nación. Lo hizo por medio de una foto en la que se mostró junto a Gustavo Menéndez y Leonardo Nardini, jefes comunales de Merlo y Malvinas Argentinas, enrolados en Unidad Ciudadana. Y pidió apoyar en octubre la boleta de Cristina Kirchner .

"Todas nuestras acciones fueron siempre y serán para defender los intereses de nuestra gente", sostuvo Zabaleta en Twitter, donde publicó las imágenes con sus pares kirchneristas. "Por eso, les propongo a todos los vecinos que acompañen a los candidatos de @UniCiudadanaAR en las elecciones de octubre ", agregó.

Con Zabaleta, el ex ministro del Interior y Transporte pierde uno de los dos distritos que lo sostenían en el conurbano bonaerense. Sólo le queda el populoso San Martín, gobernado por Gabriel Katopodis. En los últimos días, Randazzo sufrió además la fuga de dos jefes comunales del interior, Ricardo Casi, de Colón, y Ricardo Alessandro, de Salto, que anunciaron su apoyo a la boleta de Cristina Kirchner. Le quedan siete intendentes en toda la provincia.

Entre paréntesis habría que ubicar a Francisco Echarren, de Castelli, que se fotografió y difundió la imagen junto al candidato a concejal de Unidad Ciudadana en su distrito. Echarren le dijo a LA NACION que seguirá dentro del esquema de Cumplir. Pero la foto fue un mensaje para los votantes de su distrito.

En las PASO, la boleta de concejales de Cumplir consiguió 6763 votos y quedó cuarta en Hurlingham, con apenas 5,82% de la elección. Por debajo del piso para poder ingresar siquiera uno de los diez ediles que están en juego en esas elecciones. Cambiemos obtuvo el 36,9% de los sufragios, seguido de Unidad Ciudadana (34,7%) y 1País (14,1%).

Para Zabaleta, el mensaje de los vecinos de Hurlingham fue claro: en la pelea por el Senado, el podio se invirtió. Cristina Kirchner fue la más votada, con 40.725 votos. En segundo lugar quedó Esteban Bullrich, con 38.422, seguido por Sergio Massa, con 17.708 votos. Randazzo cosechó 6783.

Un abandono con historia

Al salto de Zabaleta a Unidad Ciudadana sólo le faltaba la confirmación que se conoció hoy. La distancia con Randazzo existe desde antes que el ex ministro decidiera ser candidato. El sábado de fines de junio en el que se cerraron las listas para las PASO, el intendente de Hurlingham fue el que más enérgicamente le reclamó a Randazzo que aceptara la candidatura a diputado que horas antes le había ofrecido Cristina Kirchner. Casi da el portazo ese día.

Juan Zabaleta
Juan Zabaleta

Duró poco más. Apareció por última vez al lado de Randazzo el 29 de junio, cuando Randazzo dio una conferencia de prensa para terminar con meses de silencio. Estuvo en primera fila, pero su incomodidad era evidente. Se fue no bien se apagó el micrófono y nunca volvió. No estuvo en el lanzamiento de la candidatura de Randazzo en Bolívar. Menos en sus recorridas y actos de campaña.

El fantasma de Zabaleta tiene nombre: La Cámpora. Si en octubre se repitieran los resultados de las PASO, Unidad Ciudadana conformaría un bloque de seis concejales y Cambiemos se quedaría con siete lugares. Son 20 bancas en total. De los cinco kirchneristas que asumirían en diciembre, dos responden a La Cámpora.

Zabaleta fue uno de los promotores más enérgicos de la candidatura de Randazzo hasta que estuvo claro que Cristina Kirchner también competiría por una banca en el Senado. Estuvo al frente del grupo de intendentes bonaerenses que hasta principio de año bregaron por un peronismo “renovado” y bien lejos de la ex presidenta y resistió el regreso de la mayoría de sus pares a las filas del kirchnerismo. Unos meses después, la amenaza sobre su propio futuro y el instinto de supervivencia definieron su juego.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.