Randazzo quiere evitar la fuga de sindicatos aliados

Tras acusar penalmente a Maturano, lo recibió para alinear a los gremios del transporte que coquetean con el massismo
Nicolás Balinotti
(0)
31 de agosto de 2013  

El saludo fue frío y distante. Pero desde ambas orillas juraron que no se habló de la denuncia penal. Los voceros se interesaron en destacar que el encuentro estuvo guiado por la cordialidad. Después de un fuerte cruce retórico, el ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo , recibió anteanoche en su despacho de la planta baja de la Casa Rosada a Omar Maturano, referente del gremio de maquinistas de tren La Fraternidad y líder de la Unión General de Asociaciones Sindicales de Trabajadores del Transporte (Ugatt).

Randazzo y Maturano no estuvieron mano a mano, ni charlaron a solas. Asistieron al encuentro otros dirigentes gremiales vinculados al transporte y también estuvo el jefe de la CGT oficialista, Antonio Caló , que ofició de una suerte de mediador. Hace casi dos meses, el funcionario había responsabilizado a Maturano por una huelga de trenes que derivó en graves incidentes en la estación Constitución. Lo acusó del delito de entorpecimiento de los medios de transporte público y la causa quedó en manos del juez federal Julián Ercolini. El gremialista no se quedó atrás y calificó de "mentiroso" al ministro. Desde ese momento, ambos mantienen una disputa personal.

La citación de Randazzo habría sido parte de una estrategia para evitar la fuga de sindicatos del transporte hacia el Frente Renovador de Sergio Massa . El ministro siempre estuvo al tanto sobre la jugada de Maturano, que fogonea una huida hacia el massismo. Además de Maturano, el colectivero Roberto Fernández es otro de los que adhiere a un inminente cambio de bando.

Maturano reconoció a LA NACION que existe un vínculo con Massa. "Tengo una amistad desde hace años y conversamos sobre temas de transporte", dijo, algo enigmático. Negó por el momento un acuerdo con el jefe comunal de Tigre. "Ni siquiera nos reunimos", dijo seco y tajante, sin ánimo de querer dar detalles.

Al tanto de los coqueteos entre Massa y algunos dirigentes de la CGT oficialista, Randazzo ordenó a sus voceros enviar un mensaje que ratifique el alineamiento sindical con el kirchnerismo. "Los sindicalistas reafirmaron su pertenencia al espacio, a la Presidenta y al trabajo de Randazzo en el área de transporte", informó una fuente del Ministerio del Interior y Transporte.

Además de Caló y Maturano, del encuentro participaron Omar Viviani (taxistas), Roberto Fernández (UTA), Rubén Fernández (UPSA) y Jorge Tiravassi (capitanes de Ultramar). El conflicto entre el Gobierno y la aerolínea LAN dominó buena parte de la reunión, que duró unas dos horas, aproximadamente.

Randazzo expuso sobre el caso de LAN y les aseguró a los sindicalistas que "no hay ningún puesto de trabajo en duda". Y defendió el plan de obras que instrumentó el Estado en el aeroparque metropolitano. Por parte de los gremialistas, Rubén Fernández, del personal jerárquico de los aeronáuticos, advirtió que si había algún despido resultará "inevitable" no impulsar una medida de fuerza.

Acuerdos

Con intenciones de mejorar el vínculo, Randazzo propuso realizar encuentros periódicos con los diferentes sectores del transporte. La prioridad seguirán siendo los ferrocarriles, donde el Estado pretende extender su influencia tanto en el servicio de pasajeros como en el de carga. Pero también se coordinó para futuras charlas con los portuarios y los aeronáuticos, y se avanzó en un acuerdo para dictar talleres de capacitación para los trabajadores.

Quedaron excluidos de la reunión los miembros de la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT), un sector liderado por el moyanista Juan Carlos Schmid. Allí convergen una decena de gremios portuarios que integran la Federación Marítima, Portuaria y de la Industria Naval de la República Argentina (Fempinra), dos sindicatos aeronáuticos que son opositores al Gobierno y los camioneros de Moyano. De hecho, la Ugatt que lidera Maturano surgió hace menos de un año como la contraparte de la CATT. Hoy, entre tanta atomización sindical, la unificación parece imposible.

Veinte heridos en otra pelea de la Uocra

SANTA FE.- Un nuevo enfrentamiento de la Uocra santafecina terminó con 20 heridos, en el acceso a la central termoeléctrica que se construye en el parque Industrial de Sauce Viejo, de la firma Isolux-Iecsa, frente al aeropuerto. Los bandos enfrentados responden a Emanuel Araya, ex titular de la Uocra local con varias causas judiciales abiertas, y al delegado interventor Horacio Lemos, cuya llegada a la conducción del gremio había generado incidentes, con heridos. "Hace tres meses que no se puede trabajar porque no se sabe a qué Uocra se debe recurrir para tomar personal. La toma de la planta lleva una semana, pero el conflicto ya lleva más de tres meses", denunció Juan Carlos de Goicoechea, titular de la unión transitoria de empresas que realiza las obras en la central.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.