Rastreo desesperado en toda la provincia