Raúl Castells se encadenó frente a la casa de gobierno de Santa Fe