Reacciones adversas al discurso de despedida

Todo el arco político criticó el mensaje
(0)
29 de mayo de 2003  

Las declaraciones del jefe saliente del Ejército, teniente general Ricardo Brinzoni, sobre el supuesto retorno de "la intriga política sobre los cuarteles" provocaron el repudio generalizado entre funcionarios y legisladores.

Para el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, el discurso "fue desafortunado".

El presidente del bloque de diputados justicialistas, José María Díaz Bancalari, y su par Gerardo Conte Grand presentaron un proyecto de declaración en el cual rechazan los dichos de Brinzoni.

En los fundamentos del proyecto, los legisladores sostienen que "es normal en todo cambio de gobierno que se modifique la conducción de las Fuerzas Armadas" y señalan que el Presidente "no le debe ninguna explicación a quien concluye su gestión".

El titular de la comisión de Defensa de la Cámara de Diputados, el peronista Jorge Villaverde, dijo que las expresiones de Brizoni fueron "políticas y personales" y consideró que "dirigidas a sus subordinados, tienen un efecto docente negativo y contradicen el compromiso institucional de su fuerza que él mismo resaltó".

Otros legisladores del PJ se sumaron al repudio expresado por su jefe de bancada. El salteño Juan Uturbey calificó las palabras de Brinzoni como "agraviantes". El bonaerense Jorge Villaverde dijo que, por haber sido dirigidas a sus subordinados, "tienen un efecto docente negativo". Para el entrerriano Julio Solanas, las expresiones del militar fueron "impropias", mientras que el correntino Rubén Pruyás las tildó de "inadmisibles".

La diputada del ARI, Marcela Bordenave, repudió el discurso :"Es como si Brinzoni no hubiera entendido nada de lo que pasó en la Argentina", dijo.

El dirigente radical Juan Manuel Casella, uno de los referentes de la UCR en temas de Defensa, consideró que fueron declaraciones "fuera de tono". "Más allá de no compartir la decisión de Kirchner, no entiendo por qué el comandante en jefe tiene que dar explicaciones a un subalterno. Brinzoni no las pediría a un subalterno, tampoco", afirmó.

Por su parte, la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, dijo que no le asombra el discurso de Brinzoni porque es un militar "que no está acostumbrado a subordinarse al poder político" y que "le puso piedras" al proceso democrático. "Este militar, Brinzoni, se despide muy mal de sus camaradas", sostuvo.

El antecesor de Brinzoni, Martín Balza, prefirió no opinar sobre el polémico discurso, aunque advirtió que no percibe intrigas políticas sobre los cuarteles. "He conocido intrigas políticas en la década del 50, del 60 y del 70, pero desde el advenimiento de la democracia no he percibido intrigas políticas de ningún tipo", afirmó.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.