Reafirman en EE.UU. el destino de la valija

Según la Cámara, era para la campaña
Hugo Alconada Mon
(0)
19 de febrero de 2010  

La Corte Federal de Apelaciones de Georgia confirmó el martes la condena a 4 años de prisión, más otros 3 años de libertad vigilada, del empresario venezolano Franklin Durán, el único acusado en Miami por el "caso de la valija" que había mantenido su inocencia hasta el final, y reafirmaron que los US$ 800.000 decomisados eran para la campaña presidencial de Cristina Fernández de Kirchner.

Con la firma de los camaristas Charles Wilson, Lanier Anderson y Jane Restan, la Corte rechazó todos los planteos de la defensa para anular el fallo. Más aún, convalidó las pruebas exhibidas durante el juicio y concluyó, como la jueza de primera instancia, Joan Lenard, que la valija detectada en el Aeroparque Jorge Newbery en agosto de 2007 arribó con un destino sensible.

"En Venezuela, la Disip [por la Dirección de Inteligencia] formuló una estrategia para desactivar «el escándalo de la valija» con la esperanza de ocultar evidencia de que los US$ 800.000 hallados en la valija eran una contribución a la campaña del gobierno venezolano a la candidata presidencial argentina". Es decir, de Hugo Chávez para los Kirchner.

Los camaristas también coincidieron, tras revisar la evidencia y los alegatos, que los gobiernos de Venezuela y la Argentina coordinaron esfuerzos para encubrir el caso y prometerle impunidad a Guido Alejandro Antonini Wilson.

"Así, si Antonini reclamaba el dinero como propio, el asunto estaría resuelto entre Venezuela y la Argentina sin ninguna implicación que el dinero estaba siendo canalizado hacia la candidata presidencial argentina", plantearon, para lo cual era central que el "valijero" firmara un poder para abogados en Buenos Aires.

Prueba suficiente

Ahora, con su condena firme, Durán sólo puede apelar ante la Corte Suprema de Justicia de Estados Unidos, un camino muy estrecho. Pero aún si decide intentarlo, mientras tanto deberá continuar en prisión, donde permanece desde diciembre de 2007.

En noviembre de 2008, un jurado halló culpable a Durán de actuar como agente encubierto de Venezuela en Florida para acallar a Antonini con US$ 2 millones; y en marzo pasado, la jueza Lenard dictó la sentencia, que también incluye una multa por 175.000 dólares.

Once meses después de la sentencia, la Corte de Apelaciones confirmó la validez, profusión y contundencia de las pruebas. Estimó que "hay evidencias más que suficientes de su culpabilidad por encima de la duda razonable del jurado para condenar a Durán".

El ex amigo de Antonini fue el único de los cuatro detenidos en Miami que defendió su inocencia. Los también venezolanos Carlos Kauffmann y Moisés Maiónica, y el uruguayo Rodolfo Wanseele Paciello optaron por negociar con el fiscal Thomas Mulvihill y el FBI, declararse culpables y recibir condenas más bajas.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.