Recalde: "Si deja Cambiemos, podemos sumar a Lousteau a un gran frente contra Larreta"

El legislador kirchnerista planea pelear otra vez en la ciudad y sostiene que Macri es un "yunque" para el jefe de gobierno
El legislador kirchnerista planea pelear otra vez en la ciudad y sostiene que Macri es un "yunque" para el jefe de gobierno Crédito: Silvana Colombo
Gabriel Sued
(0)
2 de abril de 2019  

Decidido a pelear nuevamente por la Jefatura de Gobierno, Mariano Recalde sostiene que Cristina Kirchner "es la dirigente que tiene más chances de ganar" las elecciones presidenciales y afirma que la simultaneidad de los comicios nacionales y porteños le da una oportunidad a la oposición en la ciudad de Buenos Aires. "Macri es un yunque que le complica la reelección a Larreta" , dice, en una entrevista con LA NACION, en su despacho de la Legislatura. En una versión más extrema del marco de alianzas que propone construir la expresidenta, Recalde le abre las puertas a uno de sus rivales en las elecciones de 2015. "Si Lousteau se va de Cambiemos y muestra voluntad de formar un gran frente para derrotar a Larreta, no tenemos que ser excluyentes", sorprende.

-El electorado porteño apoya la gestión de Pro en la ciudad de Buenos Aires desde 2007, con muy buenos porcentajes de votos. ¿Por qué Rodríguez Larreta no volvería a ser reelegido?

-Pasaron cosas, dijo el Presidente. Hasta 2015, la última campaña en la que se discutió la gestión de la ciudad, nosotros teníamos una dificultad, que era explicarles a los porteños que tenían un mal gobierno cuando ellos estaban cada vez mejor: se compraban un aire acondicionado, iban al cine, se iban de vacaciones, no había la cantidad de gente que hay hoy durmiendo en la calle. Antes no se notaba lo que el Estado no hacía porque los porteños lo cubrían de su bolsillo. Como no había educación pública de calidad, pagaban una escuela privada. Como los hospitales eran un desastre, pagaban una prepaga. Pasaron doce años de gestión y cada vez hay más pibes sin vacante en la escuela pública.

-¿Qué políticas valora y se compromete a continuar si llega a ser jefe de gobierno?

-Hay un aspecto de la política de movilidad y transporte que es piola. A contramano de las ideas generales del gobierno, se promueve el transporte público sobre el auto particular, con el metrobús, las bicisendas y las bicicletas públicas. Hay obras grandes que están bien, como el Paseo del Bajo, que nosotros lo tenemos en la plataforma. Pero este gobierno tiene las prioridades alteradas. Abandonó la política central en materia de transporte, que es el subte, y fracasó con el tratamiento de la basura. Mientras los porteños no saben si van a perder el trabajo o si van a tener que cambiar de escuela a los chicos, el gobierno inaugura plazas para perros y cabinas antiestrés.

-¿Qué van a cambiar para captar a un electorado que desde hace muchos años les es esquivo en la ciudad?

-Nosotros tenemos una idea clara de qué modelo de ciudad y de país queremos. Eso no lo cambiamos. Sí creo que tenemos que tener un discurso que derribe prejuicios que hay hacia nuestra fuerza política. Tenemos un programa que es para todos los porteños y porteñas, los que viven en el norte, en el centro y en el sur. No es verdad que gobernamos solo para un sector. Cuando nos tocó gestionar el país, lo hicimos para todos. Más allá de eso vamos a seguir con nuestra verdad relativa: queremos una ciudad más cómoda, mantenerla linda, pero hacerla más inclusiva y más justa. No puede ser que en la ciudad más rica del país tengamos la indigencia que tenemos y que las escuelas no tengan las viandas suficientes para darles a todos los chicos.

-¿Con quiénes pueden construir el frente electoral?

-Acá no sobra nadie. Tenemos que construir con todos los que se opongan al modelo de ciudad de Macri y Larreta. Estamos hablando con fuerzas políticas que en el pasado integraron el frente UNEN, como Pino Solanas y Victoria Donda.

-¿Marco Lavagna también puede estar?

-Sí. Con matices y diferencias, tenemos que armar un espacio amplio, con todos los sectores progresistas, con el peronismo, el kirchnerismo y con lo que podríamos denominar el lavagnismo. Me refiero a dirigentes como Matías Lammens, Marco Lavagna, Roy Cortina y, por qué no, también con Martín Lousteau.

-¿Lousteau?

-Sí. Si Lousteau se va de Cambiemos, forma un espacio con Lavagna y Lammens y muestra voluntad de formar un gran frente para derrotar a Rodríguez Larreta, me parece que tenemos que tener grandeza y no ser excluyentes. Podríamos encontrar un candidato común o dirimirlo en unas PASO, no descarto ninguna opción.

-Si las elecciones son simultáneas, ¿le gustaría que Cristina Kirchner sea candidata a presidente?

-Sí, me gustaría que Cristina sea candidata. Es la dirigente que tiene más chance de ganar. Pero es una decisión que transita por otros carriles y yo la miro de lejos. Larreta anunció la unificación de las elecciones, pero todavía no fijó formalmente la fecha. Macri es un yunque que le complica la reelección a Larreta.

-Si hay elecciones simultáneas y un ballottage entre Macri y Cristina, el escenario se presenta muy adverso para ustedes en la ciudad.

-Con la desaprobación que tiene Macri nosotros tenemos una oportunidad.

-En un ballottage entre Cristina y Macri, ¿en la ciudad puede ganar Cristina?

-¿Por qué no? Lo diría al revés: es muy difícil que Macri gane un ballottage contra cualquiera. El rechazo es cada vez mayor.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.