Recelos en Trabajo por un puesto del Frepaso

Martínez, sin fecha para su cambio
Martínez, sin fecha para su cambio
(0)
25 de agosto de 2001  

El Ministerio de Trabajo no tiene definido aún si la Secretaría de Empleo, vacante desde la renuncia de Horacio Viqueira, se fusionará con la de Pyme (Pequeña y Mediana Empresa), que depende de la cartera de Economía y conduce el frepasista Enrique Martínez, según afirmó anoche una alta fuente de la cartera laboral a LA NACION.

El traspaso de la Sepyme está a la firma del ministro Domingo Cavallo y del jefe de Gabinete, Christian Colombo, y si bien se descuenta que Martínez cumplirá idénticas funciones en Trabajo, la alta fuente consultada admitió sus dudas acerca de que éste se haga cargo de la Secretaría de Empleo -porque supuestamente no tiene "la misma filosofía que la nuestra en la relación con los piqueteros"- al criticarle el mismo nivel de diálogo que tenía el ex secretario del área Horacio Viqueira.

Un punto de inflexión será el anuncio que la semana próxima hará la ministra de Trabajo, Patricia Bullrich, sobre la nueva modalidad de planes Trabajar sin intermediación de organizaciones no gubernamentales, que, en algunos casos, fueron funcionales a los intereses de los piqueteros, como la Federación de Tierra y Vivienda, de Luis D´Elía; la Corriente Clasista Combativa (CCC) y el Movimiento Teresa Rodríguez, y que distribuyeron arbitrariamente esos programas. La funcionaria quiere establecer reglas claras en la materia y evitar los cortocircuitos que abundaron con Viqueira.

En caso de que la Secretaría de Empleo no fuera todavía cubierta, seguiría a cargo, como hasta ahora, de la directora nacional del área, Graciela Rocci.

Mientras Bullrich mantiene un riguroso silencio sobre el tema -al cierre de esta edición no había respondido a las requisitorias de LA NACION, que la llamó a Río de Janeiro, donde participa de un encuentro con los ministros de Trabajo del Mercosur-, el ingeniero Martínez desechó que el pase de la Sepyme a la cartera laboral estuviera supeditado a su fusión con Empleo e incluso arriesgó que la intención de que fuera así se lo pidió la propia funcionaria, con quien dijo que habló una semana atrás.

Martínez desactivó sólo en parte desencuentros con Bullrich y su manera de conducir el conflicto con los piqueteros. "Podemos tener (con la ministra) puntos de visita distintos en algunas cosas", dijo en diálogo con LA NACION, aunque puntualizó una coincidencia básica sobre la metodología de los planes Trabajar: "Debemos pasar de los planes de empleo transitorios a un ordenado sistema de emprendimientos productivos -explicó-, donde los beneficiarios que hoy están en estos planes sean asalariados de programas productivos permanentes y, en algunos pocos casos, hasta emprendedores", arriesgó.

A Martínez le importa más para qué se distribuyen los planes que cómo hacerlo.

De su relación con los piqueteros, no dudó en privilegiar el diálogo y no el enfrentamiento, y se animó con una broma sobre su relación con su futura jefa: "¡Cómo voy a pretender consensuar con los piqueteros y no hacerlo con la ministra (Patricia) Bullrich!".

Destacó que los anuncios de la funcionaria "tienden a asegurar una mayor transparencia" en la distribución de los programas de empleo, pero volvió a diferenciarse. "No creo que los piqueteros sean sinónimo de la desvirtuación de los planes Trabajar, sino que ello es producto del clientelismo político". Y agregó que aquéllos "no son los beneficiarios políticos, sino los sujetos del subsidio".

Confió en que el consenso es el que impedirá que sigan los cortes de rutas. "El desalojo policial no sirve", arremetió. En Trabajo, algunos de estos conceptos causan escozor.

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.