Rechazo a la agresión al diputado Agustín Rossi en Santa Fe

Oficialistas y opositores expresaron su repudio; anoche, en Venado Tuerto, un grupo de ruralistas arremetió contra el diputado kirchnerista con huevazos e insultos al salir de un acto partidario, según relató el legislador, que reclamó un pronunciamiento de la SRA; el hecho se suma a la agresión contra Scioli en Lobería
(0)
30 de mayo de 2009  • 18:48

Tras el ataque de ruralistas al jefe del bloque de diputados del Frente para la Victoria (FPV) y candidato a renovar su banca, Agustín Rossi, políticos oficialistas y opositores expresaron hoy su rechazo. También mencionaron su repudio a la agresión contra el gobernador bonaerense Daniel Scioli, que fue anteayer en Lobería.

El jefe de Gabinete Sergio Massa, cuarto en la lista de candidatos a diputados nacionales del kirchnerismo en la provincia de Buenos Aires, repudió las agresiones y sostuvo que "esos grupos se van descalificando solos".

El senador Carlos Reutemann condenó la modalidad del escrache como forma de protesta y advirtió que "es el voto el que decide" y no las manifestaciones violentas. "Ojalá las elecciones fueran mañana, así se dirimen rápido y se solucionan todos estos inconvenientes que se dan en una campaña", reflexionó.

Carlos Heller, quien encabeza la lista de candidatos a diputados nacionales kirchneristas en la ciudad de Buenos Aires, manifestó su "enérgico rechazo, condena y repudio" ante los hechos. "Hay grupos que quieren silenciar opiniones con huevazos y lo que tienen que hacer es discutir con verdades, si es que las tienen, pero no de esta manera", sostuvo.

El candidato a diputado bonaerense del Acuerdo Cívico y Social Ricardo Alfonsín repudió el ataque de ruralistas y afirmó: "No hay razón que justifique una reacción de esta naturaleza". También señaló que "el Gobierno ha cometido muchos errores con el campo, pero no los autoriza a actuar de esta manera", según consigna DyN.

En un comunicado, el Movimiento Libres del Sur repudió las agresiones a Rossi. "Estas reiteradas muestras de intolerancia están lejos de expresar una voluntad democrática e institucional. Son expresiones autoritarias que expresan a aquellos sectores que pretenden concentrar la renta agraria en unas pocas manos". El texto está firmado por las diputadas Victoria Donda Perez, Cecilia Merchán y por la coordinadora provincial de Santa Fe, Gabriela Sosa.

Qué pasó. Agustín Rossi fue víctima de un ataque de un grupo de productores agropecuarios, anoche, al salir de un acto partidario en la localidad santafesina de Venado Tuerto.

En declaraciones a radio América, el legislador informó sobre el hecho ocurrido poco antes de las 22 de anoche. "Unas 40 personas nos insultaron y nos arrojaron huevos cuando finalizamos un acto con 400 participantes", relató Rossi.

El legislador reclamó "un pronunciamiento contundente" de la Sociedad Rural Argentina. "Si no toman una clara posición, con el silencio terminan siendo cómplices", advirtió.

"Me parece que en este sentido hay que ser claro; todo el arco político ha sido contundente" al condenar los ataques, indicó Rossi. "Lo que acá está ausente -subrayó- es una declaración de los referentes de la mesa de enlace condenando este tipo de hechos", y volvió a criticar el "tono justificatorio" del presidente de la Sociedad Rural Argentina, Hugo Biolcati.

Hoy, Biolcati condenó el incidente contra Scioli y aseguró: "No es una actitud normal de los hombres de campo". Agregó que rechaza ese tipo de actos de violencia, "porque una cosa es la protesta, que es razonable y pacífica, y otra los actos de violencia que condenamos todos de la misma manera". Sin embargo, el dirigente dijo que "desconocía" el ataque de ruralistas contra Rossi.

El dirigente de la SRA había dicho, tras la agresión a Rossi y a su hermano en Reconquista, hace una semana, que se trataba de una "reacción comprensible de la gente", aunque fuera "condenable".

En medio de una campaña con un creciente clima de violencia, Rossi advirtió que "estos hechos constituyen una muy mala señal para la democracia" y, aunque dijo que no se pudieron identificar a los agresores, "está claro que las expresiones políticas de los ruralistas están en las listas opositoras y la verdad es que se confunde todo".

"¿Cuál es el sentido de estas agresiones cuando pueden expresar sus ideas políticas en la elección que tendremos dentro de pocas semanas?", se preguntó Rossi, blanco de los escraches en los últimos meses, a quien los ruralistas acusan de haber traicionado a su provincia.

El dirigente kirchnerista calificó los hechos como un "acto de provocación" y dijo estar asustado por "vivir en una sociedad donde exista la intolerancia", en lugar de la defensa de las ideas "con pasión o vehemencia".

Antecedentes cercanos. El diputado kirchnerista había sido víctima de los huevazos de ruralistas el viernes pasado , en la localidad santafesina de Reconquista, unos 300 kilómetros al norte de Santa Fe.

Esa agresión también tenía precedentes. En febrero último , el legislador y su hermano Alejandro, también diputado nacional, fueron agredidos en Laguna Paiva, otro punto de la provincia, por un grupo de 30 personas que le arrojó huevos, bosta, pintura, trompadas y pateó su auto.

En ambas oportunidades, el hecho tuvo un fuerte rechazo de todo el arco opositor y de buena parte del oficialismo.

Scioli. El jueves , en Lobería, el gobernador sufrió una lluvia de huevazos cuando finalizaba una gira proselitista por el interior provincial, que lo llevó por siete distritos bonaerenses, custodiado por un impresionante operativo de seguridad.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.