Rechazo al ajuste en el distrito bonaerense

Críticas de sindicatos y de la oposición
(0)
13 de diciembre de 2001  

LA PLATA.- El plan de reforma del Estado con el que el gobernador bonaerense, Carlos Ruckauf, pretende reducir el gasto público en la provincia cosechó ayer el rechazo unánime de los gremios estatales y de la oposición legislativa, que también criticó la falta de participación en las iniciativas.

El anteproyecto, que podría llegar a la Legislatura la semana próxima, propone poner en disponibilidad a los empleados del Estado -excepto policías y docentes- y, además de suprimir y fusionar dependencias oficiales, impulsará la reestructuración administrativa en los municipios.

Según la propuesta oficial, los distritos deberán adherir, vía ordenanza, a la ley provincial y, de esa forma, los intendentes tendrán facultades suficientes como para alterar las estructuras de la administración y racionalizar las plantillas de personal en los 134 partidos de la provincia.

En diálogo con LA NACION, el responsable de los planes de reforma provincial, José Octavio Bordón, admitió que se estudia el plan anticipado ayer por LA NACION, pero se negó a adelantar mayores precisiones. "No se pueden mantener los actuales niveles de gasto en el contexto económico nacional y eso impulsa a una profunda reestructuración del Estado".

Aunque tampoco quiso responder sobre el ajuste educativo, el funcionario -que condujo esa área hasta hace unos meses- aseveró que "tanto la educación como la salud y la seguridad son prioridades de este Gobierno, al igual que el empleo".

Rechazos

"Es inmoral lanzar una medida de racionalización así, en un momento en el que la gente se encuentra jaqueada y manoseada", dijo el titular de la filial bonaerense de UPCN, Carlos Quintana. "Antes de hablar de disponibilidad, esos políticos tendrían que sacarse el antifaz y encarar una reforma seria que parece que tampoco la quieren hacer", cuestionó Quintana.

Si bien desde el Gobierno se anticipó que la medida no implicará despidos de personal, sino "reubicaciones", el sindicalista advirtió: "Nunca vamos a aceptar ni pérdidas de puestos de trabajo, ni rebajas salariales".

El titular del Sindicato Unico de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires (Suteba), Hugo Yasky, aseguró que "si reducen 600 millones en educación terminan con la educación pública provincial; las escuelas están funcionando al límite".

Desde el bloque se senadores radicales, se acusó a Ruckauf de no haber cumplido con su compromiso público de reunirse con la oposición legislativa para discutir alternativas de cambios estructurales. También le atribuyen no acatar el plazo de 60 días para la presentación del proyecto de reforma estipulado por la ley de emergencia, aprobada en julio último.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.