Rechazo del mundo judicial a las acusaciones

Jueces y fiscales criticaron la carta de la Presidenta; analizan reunirse para analizar en conjunto el texto
Adrián Ventura
(0)
22 de febrero de 2015  

Jueces y fiscales rechazaron ayer que exista un " partido judicial y golpista" y calificaron los dichos de Cristina Kirchner de "desconcertantes" y "producto de una fantasía interesada".

Algunos jueces aceptaron hacer declaraciones. Otros prefirieron el anonimato. Entendieron que el Gobierno "busca tirarles de la lengua para luego recusarlos y zafar de las causas que involucran a funcionarios". Los fiscales de la marcha del 18-F no respondieron.

Los magistrados se mostraron desconcertados, sorprendidos y desconfiaron de las intenciones detrás de las declaraciones de la Presidenta. No descartan reunirse el lunes para analizar el tema.

El juez Alejandro Sudera, vicepresidente de la Asociación de Magistrados, dijo que "la idea de un «Partido Judicial» es producto de una fantasía, por mala información, o un relato para engañar a la gente. Si alguien intentó politizar la Justicia e infiltrarla fue el Gobierno, a través del Consejo de la Magistratura y de los jueces de Justicia Legítima".

Sudera -que reemplaza a Ricardo Recondo, que está de licencia- afirmó que "la Justicia no trabaja en contra de un gobierno, sino a favor de las instituciones y, según lo establece la Constitución, los jueces deben controlar a los gobiernos. Pero este Gobierno despliega un relato malintencionado, para meterle miedo a la gente".

Otro alto funcionario que integra la Asociación de Magistrados agregó: "Criticar al Poder Judicial es fácil, porque los jueces, en su conjunto, no pueden salir a responder".

Luis Cabral, camarista de la Casación Federal y miembro del Consejo de la Magistratura, sostuvo que "la Justicia debe sostener la división de poderes. Pero hay que entender que, así como los jueces no queremos gobernar, los poderes políticos tampoco deben tener injerencia en las causas judiciales".

Ayer, en una extensa carta, Cristina retomó las críticas al Poder Judicial. Tres días después del 18-F, elevó el tono y calificó a magistrados y fiscales de "golpistas".

El camarista Miguel Caminos, un juez penal que fue presidente de la Asociación de Magistrados y que no trabaja en ninguna causa que involucre a funcionarios, opinó: "Es insólito darle carácter de partido a un poder donde cada juez resuelve según el expediente que tiene frente a sí y según sus conocimientos".

Caminos agregó que "la marcha no fue política, y tampoco buscó un resultado golpista, y menos aún lo produjo. La Presidenta no debería insistir en ese latiguillo".

A la hora de buscar explicaciones a la reacción de Cristina Kirchner, las interpretaciones fueron variadas. "La Presidenta intenta crear un nuevo enemigo, pero se equivoca porque la Justicia no lo es", dijo un reconocido magistrado que pidió mantener su nombre en reserva.

"Sabe que su gente va a tener problemas en varias causas y quiere abrir el paraguas", agregó un fiscal cercano a los organizadores de la marcha. "Quiere que respondamos, para recusarnos y sacarnos del medio", coincidieron otro fiscal y un décimo juez entrevistado.

"La Presidenta se pasa cuando critica con nombre y apellido al fiscal Gerardo Pollicita por no ir al Congreso a explicar la denuncia en su contra. ¿Desde cuándo un fiscal tiene que darles explicaciones a los diputados y pedir permiso para investigar a un funcionario?", disparó ayer otro juez penal.

"Cristina dice que la marcha fue política y es cierto. Pero no fue partidaria. La intención de los fiscales fue hacer un homenaje a Nisman y la gente se sumó", explicó un funcionario que estaba en la primera fila de la manifestación.

También el ex consejero de la Magistratura Alejandro Fargosi criticó la carta de Cristina Kirchner y dijo que la mandataria cree "que el país le pertenece, que no está sometida ni a la Constitución ni a las leyes y, para peor, que quienes no le rendimos pleitesía somos traidores a una patria ficticia fundada en 2003", dijo Fargosi.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.