Reclaman que Sbattella dé explicaciones en el Congreso

Legisladores de la oposición criticaron la orden que el jefe de la UIF dio a los bancos de no reportar posibles operaciones de lavado
Hugo Alconada Mon
(0)
16 de julio de 2013  

Los diputados nacionales Graciela Ocaña y Ricardo Gil Lavedra reclamaron ayer que el titular de la unidad antilavado (UIF), José Sbattella, comparezca ante la Comisión de Finanzas de la Cámara y explique por qué les pidió a los bancos que no reporten las operaciones sospechosas de ocultar el lavado de activos que detecten por el polémico blanqueo que alienta el Gobierno.

Los pedidos de Ocaña y Gil Lavedra, a las que se sumaron las críticas del también legislador Alfonso Prat-Gay y de la ex titular de la UIF Alicia López, chocaron con el silencio de Sbattella y otros funcionarios del Gobierno horas después de que LA NACION revelara el polémico pedido del jefe de la unidad antilavado.

En su edición de ayer, LA NACION informó que Sbattella mantuvo al menos dos reuniones con oficiales de cumplimiento antilavado y técnicos de las cámaras bancarias para pedirles que no reportaran las operaciones sospechosas derivadas del blanqueo, pero chocó con la negativa de esos ejecutivos ante el temor de afrontar multas administrativas y, llegado el caso, causas penales.

En esa línea, el presidente del Banco Ciudad, Federico Sturzenegger, remarcó ayer que las objeciones que plantearon los oficiales y técnicos de los bancos "reflejan la visión del sector financiero. No hay ningún ánimo de nosotros [por el Ciudad en particular] de no reportar las operaciones que resulten sospechosas porque la normativa es muy clara al respecto".

En su presentación de ayer, por su parte, Ocaña reclamó que se convoque "de manera urgente" a Sbattella al Congreso. La orden que intentó impartir a los bancos, afirmó, "no hace más que poner en evidencia que el objetivo del Gobierno al promover la sanción de la ley de blanqueo actual no ha sido el simple blanqueo de capitales, sino una manera de dar vía libre al camino del lavado de capitales y a la corrupción".

Gil Lavedra también planteó "la imperiosa necesidad" de que Sbattella se presente en el Congreso y "esclarezca cualquier tipo de duda relacionada con estas acusaciones, por demás graves", pero decidió dar otro paso. En un segundo proyecto que presentó ayer, propuso modificar el proceso de selección del presidente y vicepresidente de la UIF.

Según explicó el presidente del bloque de diputados nacionales de la UCR, la designación de los jefes de la UIF debería ser "con el acuerdo del Senado, para dotarla de mayor legitimidad y para dar una adecuada y real oportunidad a la sociedad civil de participar en ella".

"Desesperados por dólares"

Por su parte, Prat-Gay lamentó lo que calificó como "nueva muestra de cinismo" del kirchnerismo. "Esto es una prueba más de que al Gobierno no le importa financiarse con fondos provenientes del lavado o el narcotráfico mientras calme su desesperación por los dólares".

El diputado y ex presidente del Banco Central (BCRA) consideró además que las instrucciones impartidas por Sbattella a los oficiales de cumplimiento de los bancos "son una patética invitación a las mafias del mundo a venir a la Argentina", y recordó que el mismo jefe de la UIF "se oponía al primer blanqueo del kirchnerismo por «generar poca recaudación y solucionar los problemas espinosos de algunos»". Por eso mismo, subrayó, "no dio la cara en el debate por el segundo blanqueo".

Para la primera titular de la UIF, Alicia López, tanto Sbattella como aquellos ejecutivos de los bancos que acaten su orden podrían quedar bajo la lupa de la Justicia. "Hay que preguntarse qué penalidad le cabe a un funcionario que está incitando a no cumplir con la ley, porque la ley es clara. Cuando uno se encuentra con una operación que no cumple con todos los requisitos necesarios debe ser reportada".

Si los bancos, insistió López en declaraciones radiales, "no reportan algo sospechoso les cabe una responsabilidad penal y van a estar sujetos a juicio. Y si la autoridad [por Sbattella] pidió que no lo reporten, ellos serían cómplices".

Por ahora, sin embargo, el blanqueo no arrojó los resultados esperados por el Gobierno. Desde que se lanzó, acumuló operaciones por unos US$ 4,5 millones. Ninguna en el Banco Ciudad, según explicó Sturzenegger, "porque los clientes de nuestra entidad son de clase media y este blanqueo es para peces gordos".

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.