Reclamo de deudores hipotecarios frente a Tribunales

Esta mañana acompañaron con un “llaverazo” una presentación judicial de la Asociación de Defensa del Consumidor (Adecua) en pedido de que todas las deudas sean pesificadas al cambio de uno a uno con el dólar
Esta mañana acompañaron con un “llaverazo” una presentación judicial de la Asociación de Defensa del Consumidor (Adecua) en pedido de que todas las deudas sean pesificadas al cambio de uno a uno con el dólar
(0)
22 de enero de 2002  • 12:32

Cientos de deudores hipotecarios acompañaron esta mañana una presentación judicial de la Asociación de Defensa del Consumidor (Adecua) en reclamo de que todas las deudas sean pesificadas al cambio de uno a uno con el dólar.

Los manifestantes eran en su mayoría deudores hipotecarios no bancarizados o que tomaron créditos con escribanías o privados pero no bancos, con lo cual están desafectados por la ley que pesifica uno a uno las deudas de hasta 100 mil dólares.

Sin embargo, con ellos también había deudores que tomaron los préstamos a bancos por más de 100 mil dólares, con lo cual quedaron afuera de la pesificación.

La presentación judicial fue hecha por la titular de Adecua, Sandra González, quien ayer había adelantado que recurriría a la justicia en reclamo de que se "cumpla la Constitución Nacional en lo referente a que todos somos iguales ante la ley".

El expediente quedó a cargo de la jueza de turno Clara Dopico y ahora, según explicó González en medio de la manifestación de deudores, solicitará al fiscal que abra la feria judicial que rige por el mes de enero.

El amparo y medida cautelar presentada por Adecua reclama la "pesificación de todas las deudas, bancarias y no bancarias".

Para González "hay tres millones de personas en todo el país con este tipo de problemas y mucha gente va a terminar perdiendo su casa".

Tribunales tuvo sólo una tregua nocturna, ya que ayer al atardecer una importante manifestación de deudores inauguró la modalidad del "llaverazo" para reclamar la pesificación de las deudas.

Hoy, cientos de llaveros de los departamentos que habitan los deudores, sonaron en la plaza Lavalle en señal de protesta, mientras el grito del conjunto confluía en una sola palabra: Igualdad.

Una mujer, acompañada por sus tres hijos de pequeña edad, se mostró escéptica de que en 180 días pueda llegar a un acuerdo con su acreedor.

"Ellos tienen el poder y después de esos 180 días mis hijos se pueden llegar a quedar sin techo", lamentó.

Fuente: DyN

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.