Recuperó su identidad una hija de desaparecidos

Fue por disposición judicial en Córdoba
(0)
21 de diciembre de 2000  

CORDOBA.- En una medida inédita en la provincia, un juez de Río Cuarto resolvió restituir la identidad a una joven hija de un matrimonio desaparecido en 1977 durante la dictadura militar y decretó la nulidad de la adopción otorgada a la abuela.

La determinación fue tomada por el juez José Antonio Peralta, que accedió a la demanda de filiación y declaró a María Victoria Dillon como hija legítima de Rita Ales de Espíndola y de Gerardo Espíndola, secuestrados en 1977, en Río de los Sauces, y alojados en el campo de concentración militar de La Perla, donde desaparecieron.

Para el magistrado, "desde el punto de vista del interés del menor, en este caso resulta por demás conveniente que se le devuelva la verdadera identidad, dado que, más allá de toda consideración, responde al deseo de la propia María Victoria, que vino a ejercer la acción llegada casi la mayoría de edad".

Agregó que "no representa para ella y su entorno familiar ningún perjuicio o interés contrapuesto, dado que quien ejercía en carácter de adoptante era su propia abuela", Susana Dillon recordó: "A mi hija la asesinaron luego de tener a la niña en el Hospital Militar. Un mes antes, lo habían asesinado en La Perla a Gerardo Espíndola en la mesa de la tortura".

Explicó que María Victoria llegó a su poder el 5 de marzo de 1978, "sin documentos, nada más que con un papel que decía: "Me llamo María Victoria y tengo 5 días. Nací el 1º de marzo y soy sana, no tengo ningún defecto físico".

"Después de más de 22 años, la Justicia accede a mi requerimiento de que se le otorgue su verdadera identidad y que figuren en los documentos los nombres y apellido de sus padres", destacó.

Susana Dillon, conforme lo resuelto por el juez, deja de ocupar el rol de madre adoptiva para cumplir su papel natural de abuela.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?