Reflexión y decisiones en El Calafate

(0)
17 de mayo de 2003  

RIO GALLEGOS (De un enviado especial).- En procura de una mayor tranquilidad que la que le aporta esta capital provincial, Néstor Kirchner y su esposa, la senadora nacional Cristina Fernández, se instalarán hoy en la localidad de El Calafate.

Se estima que ante la inmensidad de los hielos milenarios del glaciar Perito Moreno, Kirchner encontrará la paz que vino a buscar a su provincia para terminar de definir el gabinete de ministros que lo acompañará en el arranque de su gestión al frente de la primera magistratura del país.

Por lo pronto, ayer se levantó tarde. Se había acostado a las 4 de la mañana, cuando terminó de procesar las emociones que le generaron la masiva recepción que le brindó esta ciudad tras haber sido consagrado presidente electo y que se tradujo en que demorara tres horas en recorrer los 9 kilómetros que separan el aeropuerto del centro de la ciudad.

Despedida

Una vez instalado, Kirchner comenzó a tomar decisiones relacionadas con su despedida como gobernador provincial. De hecho, en la conferencia de prensa que encabezó ayer anunció el cronograma de pago de salarios a la administración pública local hasta agosto próximo. Fue una clara señal de la "previsibilidad" que le quiere imprimir a su gestión al frente del Poder Ejecutivo Nacional.

Además, redactó el texto de su renuncia a la gobernación, que ingresará pasado mañana en la Legislatura local. La dimisión será aprobada el jueves próximo en sesión ordinaria y será efectiva a partir del 25 del actual, día en que asumirá la presidencia de la Nación.

Por último, también decidió postergar su estada un día más para encabezar pasado mañana un acto en el polideportivo del Boxing Club de esta ciudad, con el que pretende agradecer el "apoyo brindado por el pueblo santacruceño", que lo votó por tres períodos consecutivos como gobernador de la provincia.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.