Sergio Schoklender se quedó sin abogados