Reposo: atacan el proyecto de Cristina

"Soy un hombre de la Presidenta", se definió
Hernán Cappiello
(0)
13 de abril de 2012  

El propuesto procurador general de la Nación, Daniel Reposo, afirmó ayer que la investigación judicial sobre el vicepresidente Amado Boudou por negociaciones incompatibles con su función en el caso Ciccone "es un ataque al proyecto de Cristina [Kirchner]".

Reposo, que es investigado por la Justicia porque supuestamente le pagó a un testigo para que modificara su declaración en una causa por una agresión en una asamblea de Papel Prensa, sostuvo que si es designado en ese cargo garantizará la independencia de los fiscales.

La candidatura de Reposo es resistida por la oposición, que se niega a aprobar su designación en el Senado porque lo considera un militante ultrakirchnerista que no garantizará la necesaria independencia de los fiscales.

Ayer se definió como "un hombre de la Presidenta y del Gobierno", aunque dijo que, de acceder al cargo, bregará para que los fiscales actúen con independencia.

"Hay que trabajar para que cada una de las resoluciones (de los fiscales) sean adecuadas a la norma y al concepto de justicia, hay que bregar para que actúen conforme a la independencia", dijo.

La Presidenta aceptó el martes la renuncia de Esteban Righi como procurador general, luego de que Boudou lo involucrara en una denuncia por tráfico de influencias. En su lugar, la Casa Rosada propuso a Reposo, actual titular de la Sindicatura General de la Nación y estrechamente ligado al vicepresidente.

Boudou es investigado por el juez Daniel Rafecas por su intervención en la operación que permitió que la compañía The Old Fund, presidida por Alejandro Vandenbroele, tomara el control de Ciccone Calcográfica, una de las imprentas de seguridad más importantes de la Argentina.

El Ministerio Público Fiscal, que encabeza el procurador general de la Nación, cargo para el que fue propuesto Reposo, es un organismo extrapoder que no depende del Poder Ejecutivo ni del Legislativo ni del Judicial. El jefe de los fiscales no puede darles instrucciones de cómo actuar en cada caso y sólo puede dictar resoluciones generales para garantizar la independencia de los funcionarios en sus investigaciones, más allá de los deseos del Poder Ejecutivo.

Respecto de la causa en que se investiga al vicepresidente, Reposo declaró: "Este ataque no es a Amado Boudou, sino a un proyecto de gobierno que ha trabajado por la igualdad, y hay sectores corporativos que han ganado mucho dinero y tienen mucho poder y se niegan a perder algunos beneficios".

"El gobierno de Cristina tiene como consigna dar a cada uno lo suyo, esto no es un ataque a Boudou sino al proyecto que encabeza Cristina", dijo el funcionario, aunque de inmediato agregó: "Sobre la causa en particular no se puede opinar, porque en todos los casos hay que garantizar el debido proceso antes que opinar".

Sin pausa, aseguró: "Los fiscales tendrán todas las garantías y herramientas que necesitan y actuarán con total independencia". Reposo habló ayer con la agencia oficial Télam, con algunas radios, el diario oficialista Tiempo Argentino y el canal C5N.

Ayer se publicó en el Boletín Oficial la propuesta oficial de la presidenta Cristina Kirchner de designación de Reposo como procurador general de la Nacion y sus antecedentes. Según el decreto 222/03, ahora los ciudadanos tienen 15 días para presentar impugnaciones o adhesiones. Su designación, luego, deberá contar con el acuerdo de los dos tercios de los senadores, un número que el kirchnerismo no tiene asegurado.

Mientras espera el resultado de las negociaciones políticas con la oposición, el candidato a procurador consideró: "Estamos en el proyecto de la Presidenta para la mejora de la gestión, lo que no significa que no haya que actuar con compromiso y profesionalismo".

De Boudou dijo que tiene "el orgullo de haber compartido una gestión en la Anses", donde forjaron, señaló, una "buena relación de trabajo".

"Yo soy amigo y conocido de todos los integrantes (del gabinete) y actúo de la misma forma con Boudou, a quien le tengo aprecio y el mayor de los respetos, que con el resto de los integrantes", dijo.

Se calificó como "un hombre de la Presidenta y del gobierno nacional" y aclaró que su compromiso principal es "con la vida" y con la Torah (el libro sagrado de los judíos). "Por encima de todo están los valores espirituales, y además uno tiene hijos", indicó.

Con respecto a su función como procurador general de la Nación, prometió velar por su independencia: "Los fiscales tendrán todas las garantías y herramientas necesarias. Vamos a ver lo que necesitan, mejorar su trabajo y garantizarles total independencia. La función del procurador es coordinar el trabajo de los fiscales, mejorar las garantías del debido proceso, para que todo el mundo tenga acceso a la Justicia", indicó Reposo.

Reposo, que no ejerció la profesión de abogado de manera privada ni en el Poder Judicial, aseguró: "Estuve más de diez años litigando en el ámbito judicial desde la Sindicatura, fui asesor letrado, patrocinante y apoderado en muchas causas que, incluso, llegaron a la Corte".

Ayer, en la página web de la Presidencia se destacaba la actividad de Reposo como titular de la Sigen. Entre ellas se mencionó su participación en un encuentro científico por el lanzamiento del satélite Aquarius, del que dijo sentirse orgulloso por ser "un logro más de las políticas públicas del gobierno nacional".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.