Reposo declaró en el Senado y complicó su designación

Expuso para defender su pliego, pero se exhibió dubitativo y debió admitir errores en su currículum
Gustavo Ybarra
(0)
6 de junio de 2012  

Si el oficialismo apostaba a asegurarse ayer los votos para conseguir la designación de Daniel Reposo como procurador general de la Nación, la performance del candidato del Poder Ejecutivo en la audiencia pública celebrada en el Senado no hizo más que abrir nuevos y fuertes interrogantes sobre la capacidad del actual jefe de la Sindicatura General de la Nación (Sigen) para ocupar el cargo que dejó vacante el peronista histórico Esteban Righi.

Reposo, que por momentos estuvo errático y dubitativo, se vio complicado por los legisladores de la oposición en varias oportunidades durante las más de diez horas en las que debió enfrentar las preguntas de los senadores que participaron de la reunión de la Comisión de Acuerdos.

Por lo pronto, sólo los nueve miembros oficialistas de la comisión rubricaron el dictamen favorable a una designación que ayer sumó nuevos rechazos, lo que complica las cuentas del Poder Ejecutivo. El pliego se discutirá en el recinto el próximo martes, en una sesión que promete ser tan maratónica como la audiencia pública celebrada ayer en el elegante pero frío Salón Azul de la Cámara alta. Hasta ese día tendrá la Casa Rosada para tratar de conseguir el voto de los dos tercios de los presentes, único camino para alcanzar el objetivo fijado por la presidenta Cristina Kirchner.

La actuación de Reposo fue tan débil que en varios pasajes de la audiencia debieron salir los senadores oficialistas, con el jefe de la bancada, Miguel Pichetto, y el bonaerense Aníbal Fernández a la cabeza, a socorrerlo y responder en su lugar y con mayor solidez argumentativa los cuestionamientos que le llovían desde la oposición.

El punto más flojo del candidato del Poder Ejecutivo fue la defensa de los "errores" que quedaron plasmados en su currículum. El momento culminante fue cuando, trabajando en tándem, los radicales Gerardo Morales y Ernesto Sanz dejaron al descubierto que había mentido sobre su participación en un curso de actualización sobre derecho societario en la UBA.

"Reposo acaba de mentir una vez más. La UBA dice que el programa constaba de 128 horas de clases, de las cuales Reposo cumplió sólo 36 y que no obra constancia de que haya rendido examen o que se le haya extendido diploma", le descerrajó Sanz luego de dejar que el candidato afirmara en dos oportunidades que había concluido el curso.

Por su parte, Morales lo acorraló con su declarada condición de secretario de una entidad que agrupa a juristas y abogados judíos y sobre su participación como disertante en más de una docena de encuentros, en su mayoría organizados por la Sigen, institución que conduce Reposo.

"No está diciendo la verdad porque no hay constancia de que haya sido secretario de la Asociación Internacional de Juristas y Abogados Judíos", sentenció Morales. "En algunas charlas, donde dice que fue disertante, sólo fue moderador y en otras un simple presentador", agregó sobre sus presuntas exposiciones académicas.

Otro momento crítico fue cuando Sanz comparó sus antecedentes con el último concurso público realizado para elegir fiscales. "Con sus antecedentes laborales y académicos usted hubiese quedado en el puesto 60 sobre 62 participantes", subrayó el radical.

Ese fue el momento de mayor asedio, lo que obligó al jefe de la bancada kirchnerista a salir en su defensa. "Nunca vi un proceso similar. Con jueces de la Corte y el anterior procurador se hicieron preguntas de carácter general y no con la rigurosidad de un examen casi de facultad como ahora", bramó Pichetto, quien aseguró que "con esta visión academicista el hermano de Kennedy [Robert] no hubiese sido fiscal general de los Estados Unidos."

El jefe del bloque oficialista también intentó poner fin a los cuestionamientos sobre la idoneidad de Reposo al apelar a la definición de que "la decisión de nombrar a un procurador tiene una naturaleza de carácter político".

A partir de ese momento, Reposo apeló a ese argumento cada vez que se lo intentó cuestionar por su falta de antecedentes. "Fui nominado para la Procuración General de la Nación producto de una decisión política. Los únicos requisitos [para el cargo] son tener título de abogado y tener más de 30 años", repitió en varias oportunidades.

Otro momento clave fue cuando la peronista federal Sonia Escudero comenzó a interrogarlo. Así, debió admitir que nunca ganó un cargo por concurso de oposición de antecedentes.

Fue la senadora salteña quien lo obligó a aclarar su apoyo público al oficialismo y sus declaraciones de respaldo a Amado Boudou en la causa por la cual el vicepresidente está bajo sospecha de tráfico de influencias para favorecer a la Compañía de Valores Sudamericana (CVS) en la adjudicación de la impresión de billetes para la Casa de la Moneda.

Así, Reposo dijo que está "en un todo de acuerdo con este modelo de trabajo y de inclusión", pero negó tener "vinculación desde el punto de vista político con el partido gobernante".

Sin embargo, ante una consulta directa de Escudero, dijo que no se excusaría de opinar sobre el tema. "No me excusaría porque desconozco cómo ha avanzado la causa y cómo llega a materializarse, razón por la cual hasta que no me llegue un expediente no puedo generar una afirmación", respondió.

La reunión de la Comisión de Acuerdos de ayer fue la última instancia pública que tenía el oficialismo para tratar de garantizarse los votos que completen los dos tercios que se requieren para aprobar el pliego de Reposo. La lupa estará ahora más que nunca en lo que harán los integrantes del Peronismo Federal que hasta ahora no blanquearon su posición (ver aparte).

Temas centrales

  • Caso Ciccone

    Ante la consulta sobre qué haría si tuviera que intervenir, como procurador, en la causa que involucra a Amado Boudou, dijo: "No me excusaría porque desconozco cómo ha avanzado la causa y cómo llega a materializarse, razón por la cual hasta que no me llegue un expediente no puedo generar una afirmación".
  • Militancia K

    "Estoy en un todo de acuerdo con un modelo de trabajo y de inclusión, pero la verdad es que no tengo vinculación desde el punto de vista político, porque no tengo afiliación política con el partido gobernante".
  • Idoneidad

    "Fui nominado para la Procuración General de la Nación producto de una decisión política. Los únicos requisitos [para el cargo] son tener título de abogado y tener más de 30 años".
  • Jueces y ganancias

    "Estoy conteste de que las cargas se repartan en forma igualitaria. Estoy de acuerdo con el pago de (parte de los jueces del impuesto a las] ganancias". Después advirtió: "Hay que discutir cuál es el verdadero concepto de intangibilidad" que alcanza a los magistrados. "Es importante terminar con ese sistema y trabajar en que todo lo que se contribuya vaya a los sectores más vulnerables", completó la idea.
  • Aborto

    "No, soy defensor de la vida a ultranza", afirmó Reposo ante la consulta de la senadora Liliana Negre de Alonso acerca de si compartía el fallo de la Corte Suprema que reconoció el derecho a abortar de las mujeres víctimas de violación.
  • Regulación de prensa

    "A partir de la excesiva difusión de lo que se llama la inflación penal, se genera un sinnúmero de situaciones, y esto hay que regularlo", afirmó ante una pregunta relacionada con el control a los medios de comunicación. Aunque después aclaró: "No hablo de regulación, sino de pactos de convivencia".
  • Denuncias penales

    "Lo que está consignado no son imputaciones penales. De alguna manera tienen que caratularlo. No estoy citado en ningún tipo de causa en ninguna de las diez causas, y ni siquiera he estado denunciado. No hay requerimiento fiscal alguno".
  • MÁS LEÍDAS DE Politica

    ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.