"Repudio total a las actitudes de violencia"

Duhalde promete que habrá justicia
Duhalde promete que habrá justicia
(0)
30 de junio de 2002  

El presidente Eduardo Duhalde afirmó que "debe surgir de la sociedad en su conjunto un repudio total y absoluto a las actitudes de violencia", como la represión a piqueteros en Avellaneda, el miércoles último.

En declaraciones en su habitual espacio de los sábados, "Conversando con el Presidente", por Radio Nacional, Duhalde elogió la actitud del gobernador Felipe Solá. "Actuó muy rápidamente", al detener a los policías sospechosos de los homicidios, dijo.

Reiteró que el objetivo principal del Gobierno es "preservar el orden y decirle no a todo tipo de violencia", y relativizó las hipótesis sobre un supuesto complot contra su gestión enunciadas días atrás por algunos funcionarios, ya que consideró que la actuación de algunos policías fue "un hecho aislado".

"Cuando pasa este tipo de cosas, cuando un hombre actúa tan mal, perjudica a toda la policía", dijo.

"El esclarecimiento es lo único que puede llevar un poco de paz a las familias, a los dirigentes políticos y sociales que fueron impactados muy de cerca por esta situación tan grave que hemos vivido", opinó.

Aseguró que "no habrá impunidad" para los asesinos de los jóvenes piqueteros en manos de policías de la bonaerense, pero también cuestionó las metodologías "violentas" con que actúan algunas organizaciones que protestan.

Recuerdo de los 70

"La violencia de quienes llevan a esa situación yo la viví hace muchos años, en los 70; incluso, quienes inducían a estas actitudes después estuvieron exiliados del país, muchos de ellos, amigos míos, aun antes de la dictadura militar y del genocidio de esa época", señaló.

Advirtió que "en momentos tan difíciles como éstos la violencia no es solución para nada".

Precisó que, según su información, Darío Santillán, uno de los piqueteros asesinados, "había estado a dos o tres cuadras (de la estación de trenes de Avellaneda) peleando con la policía. Después, nuestro criterio, con todas las denuncias que tenemos, es que este chico fue perseguido" por los policías.

"Es tremendo cómo termina esto y no podemos decir otra cosa que no habrá impunidad", agregó.

Recordó que "el mismo día que sucedió todo" le dijo "al ministro de Seguridad, que es un hombre que respeta a ultranza los derechos humanos, que hay que poner orden, pero sin excederse".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.