Resurge la discusión sobre la integración de la Corte

Alak dijo que Cristina "va a ejercer todas sus atribuciones" hasta el final de su mandato; polémica por el reemplazo de Zaffaroni
Adrián Ventura
(0)
21 de octubre de 2014  

El ministro de Justicia, Julio Alak, salió al cruce del senador Ernesto Sanz (UCR), que pretende postergar hasta 2016 el nombramiento del reemplazante del juez Raúl Zaffaroni: "Hasta el 9 de noviembre de 2015 la Presidenta puede ejercer todas sus atribuciones", dijo.

De todos modos, varios constitucionalistas advirtieron que Cristina Kirchner no podrá ejercer esa atribución hasta que Zaffaroni efectivice su renuncia, el 7 de enero, porque antes de ese momento no existe una vacante para cubrir.

Desde hace dos semanas cobró mucha fuerza el debate sobre la nueva integración de la Corte Suprema, porque Zaffaroni, el mismo día en que había fallecido su colega Enrique Petracchi, confirmó que presentará su renuncia ante la presidenta Cristina Kirchner el 31 de este mes y que abandonará su cargo el 7 de enero de 2015.

Ante la posibilidad de que la Presidenta quiera cubrir la vacante de Zaffaroni -el juez más cercano al Gobierno-, con algún abogado o funcionario del riñón kirchnerista, Sanz y otros senadores de la UCR y también de Pro se apuraron a afirmar que no le darán al Gobierno los votos que le faltan para alcanzar los dos tercios del Senado. Así, la designación del reemplazante de Zaffaroni quedaría postergada hasta que asuma el próximo presidente.

Alak, aludiendo a Sanz, respondió que "algunos demócratas dicen que Cristina Kirchner no tiene atribuciones para proponer un nuevo candidato a la Corte Suprema, pero ella va a gobernar hasta último día de su mandato, el 9 de diciembre de 2015, y va a ejercer todas sus atribuciones y no se irá en helicóptero".

Además, Alak sostuvo que "la idea de que la Corte puede funcionar con 3 o 4 miembros son especulaciones, porque la ley dice que tiene que funcionar con 5 jueces", lo que también fue un mensaje velado a la posición de varios magistrados supremos, que preferirían que el tribunal siguiera incompleto hasta el recambio presidencial.

Después de enero

Varios constitucionalistas consultados coincidieron en señalar que, desde un punto de vista técnico, la Presidenta durante el ejercicio de su mandato tiene plenas atribuciones para nombrar al reemplazante. Pero una es la cuestión teórica y otra es que tenga la posibilidad política para alcanzar los votos necesarios en el Senado.

En el Gobierno ayer confesaban que la primera mandataria no alcanza a reunir los dos tercios sin el apoyo de la UCR y que Cristina tampoco enviará el pliego en breve porque, si lo hiciera, expondría al candidato a perder la votación.

De todas maneras, surgió un interrogante adicional: como Zaffaroni presentará su dimisión la semana próxima para que se haga efectiva el 7 de enero, cuando el Congreso está en receso, ¿podría la Presidenta enviar el pliego de su candidato ahora que el Senado está en sesiones, para que el nuevo juez asuma el 8 de enero?

El constitucionalista Jorge Vanossi dice que ese procedimiento sería "muy desprolijo, hasta grosero". Y lo mismo opina su colega Daniel Sabsay, que explica que hasta que Zaffaroni se aleje, el 7 de enero, "no habrá una vacante para completar".

Un juez electoral que prefirió el anonimato dijo que "si se pudiera cubrir ahora la vacante de un juez que anuncie su renuncia para hacerla efectiva en el futuro, habría que admitir que la Presidenta también podría nombrar los reemplazantes de algún camarista que calcule que en el futuro podría fallecer o jubilarse". Y agregó: "Si se admite ese absurdo, habría que aceptar, por ejemplo, que nombre ahora los reemplazantes de todos los jueces que vayan a jubilarse en 2015".

La salida institucional para la Presidenta sería incluir la designación del reemplazante de Zaffaroni en la agenda del período de sesiones extraordinarias, aunque todo hace prever, por ahora, que ni la UCR ni Pro, que ahora se niegan a darle los dos tercios de votos, se los vayan a dar en 2015.

Y eso sí es constitucionalmente posible: el nombramiento de un juez es un acto complejo, que tiene que ser avalado por la Presidente y por el Senado. Si el Senado no aprueba el pliego, la Presidenta no lo podrá forzar a hacerlo.

En el centro de la polémica

Eugenio Zaffaroni

Ministro de la Corte

Anticipó que renunciará al máximo tribunal en enero próximo y desató una discusión que no cede sobre su reemplazo

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.