Retendrán el excedente a los viajeros

Serán incautados los montos superiores a 1000 pesos por persona y se considerará contrabando
Alejandra Rey
(0)
4 de diciembre de 2001  

Las nuevas medidas económicas que ayer entraron en vigor dejaron estupefactos a muchos argentinos que habían planeado sus vacaciones en el exterior y que ahora revisan esa decisión.

Es que esos viajeros no saben qué les va a pasar cuando pongan un pie en Ezeiza o en alguno de los pasos fronterizos. Y, peor aún, qué ocurrirá con ellos si desobedecen la norma que dispone un tope de 1000 pesos por cada adulto o niño mayor de diez años que traspase las fronteras del país.

"El dinero excedente se les retendrá y serán juzgados bajo la figura penal de contrabando, además de no poder salir del país si así lo decide el juez interviniente", dijo a LA NACION el ingeniero César Albrisi, titular de la Aduana, organismo que ayer recibió cientos de llamados de particulares pidiendo información.

¿Y qué tipo de explicaciones exigían? Estas son algunas de las preguntas y de las respuestas ofrecidas por el gobierno.

"Quiero decirle -comenzó Albrisi- que para mí, desde que se promulgó la ley de convertibilidad hasta la fecha esto es lo más fuerte y sólido que he visto en la materia." Y explicó:

  • La Aduana comenzará un estricto control de los pasajeros: serán revisados, y a aquellos a los que se les encuentren más de 1000 pesos se les retirará el excedente y podrían quedar procesados -según Albrisi- bajo la figura del contrabando.
  • Una de las preguntas que ayer hicieron numerosos lectores de LA NACION fue qué trámite hay que hacer para extraer esos 1000 dólares para viajar. La respuesta de Albrisi es "ahorrar". Esto significa que las familias tendrán que "guardar" el dinero extraído semanalmente para poder viajar o, en todo caso, comprar cheques del viajero, para los que no hay tope establecido.
  • Cada persona adulta podrá salir al exterior con 1000 pesos o dólares. Y la pregunta es a partir de qué edad se considera adulto. "Bueno, eso es sentido común -dijo el funcionario-. Se supone que un bebe no gasta 1000 pesos, pero que un chico de 10 u 11 años sí podría llegar a ese monto individualmente" (el que habrán de pagar sus padres, claro).
  • El viajero en cuestión podrá llevar la cantidad de dinero que quiera en cheques de viajero, cheques que podrán ser adquiridos con dinero extraído de una cuenta, de una caja de seguridad o de ahorros caseros. Lo nuevo es que, en estos dos últimos casos, a partir de la compra se "blanquea", se "bancariza" el dinero.
  • Con las tarjetas de crédito se podrá comprar con los límites correspondientes a cada titular o mediante la correspondiente solicitud al banco emisor para que amplíe ese tope.
  • Si el viajero va a países donde hay sucursales del banco emisor de tarjetas de débito o de crédito, podrá extraer dinero, pero con el mismo límite que en el país, es decir, 250 por semana, semana que se cuenta de sábado a viernes, aún en el exterior.
  • Las tasas de aeropuerto, sin embargo, se pagan actualmente en efectivo. Albrisi cree que "la empresa Aeropuertos 2000 deberá instrumentar el mismo procedimiento que cualquier otra empresa, quiosco o almacén, de modo de facilitarles a los viajeros el pago con cheque o tarjeta de crédito.
  • En el caso de que el turista haya elegido un lugar exótico para vacacionar, como Nepal, para poner un ejemplo, donde probablemente no haya casas que cambien cheques de viajero, la respuesta de Albrisi fue: "Deberá dirigirse a una ciudad importante donde encuentre cambio".
  • Los que se van a vivir momentáneamente al exterior, por ejemplo con una beca, y alquilan su propiedad para a su vez rentar otra en el país elegido, podrán, siempre según el funcionario, acreditar el hecho en el Banco Central para buscar una salida o conformarse con giros de 250 pesos por semana hasta cubrir el monto total.
  • Como están prohibidas las transferencias, si usted vende una propiedad en la Argentina y quiere comprar otra en el exterior tendrá que hacer un trámite por vía de excepción también ante el Central. La medida también rige para las tripulaciones.
  • Los argentinos que vienen del exterior podrán ingresar en el país el monto que quieran. Hasta 10.000 pesos no deben declararlo, pero a partir de esa cifra sí, algo que ya estaba previsto y se enmarca en las leyes contra el lavado de dinero y el narcotráfico.
  • Como ejemplo, digamos que si un argentino residente en el exterior trae 1.000.000 de pesos, al salir deberá demostrar lo que gastó y podrá llevarse el resto. Incluso el mismo millón, pero nunca más dinero.
  • Lo que hay que saber

    Revisación: tanto en Ezeiza como en cualquier punto de partida del país los viajeros serán revisados detenidamente. Para eso, habrá gente especializada en aeropuertos y fronteras.

    Contrabando: lo primero que se preguntará es cuánto dinero lleva el pasajero. Si éste dice que son 1000 pesos y, en efecto, lleva esa cantidad, no habrá problemas. Pero si miente, quedará a disposición de un juez penal económico, bajo el delito de contrabando, y deberá enfrentar un juicio.

    Pena: la figura penal de contrabando tiene una pena que va de seis meses a ocho años de prisión.

    Números: la inspección en los puntos de ingreso y de egreso del país será tan exhaustiva que el dinero que salga se contará y hasta se anotarán los números de los billetes.

    Dinero: un pasajero puede llevar hasta 10.000 dólares en cheques de viajero, pero a partir de ese monto deberá declararlo, tal como estipula la norma en vigor.

    ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Politica

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.