Reutemann optó por respaldar a Cavallo