Revelan que en una oficina de Lázaro Báez había una computadora oculta con datos claves

En el allanamiento en Río Gallegos ordenado por el juez Bonadio se encontró un servidor; tendría información sobre las firmas del empresario sospechado en la causa Hotesur
En el allanamiento en Río Gallegos ordenado por el juez Bonadio se encontró un servidor; tendría información sobre las firmas del empresario sospechado en la causa Hotesur
(0)
25 de agosto de 2015  • 10:00

Debajo de una mesada, en una especie de doble fondo. Allí encontraron una computadora con datos claves los efectivos de la Policía Metropolitana que allanaron varias oficinas de Lázaro Báez en Río Gallegos, hace poco más de un mes, por el caso Hotesur.

El hallazgo ocurrió el 13 de julio pasado, cuando los efectivos policiales se dirigieron a la sede de Diagonal Sur SA. Esa es una de las firmas con las que el empresario pactó el alquiler de habitaciones del hotel Alto Calafate, controlado por Hotesur, que pertenece a la familia de la presidenta Cristina Kirchner.

El servidor hallado brindaba servicios de contabilidad y estaba conectado en red con otras computadoras, según publicó hoy el diario Clarín. Allí había una dispositivo USB que permitía ingresar al software de contabilidad TANGO, que podría haber información de las empresas de Lázaro Báez que se comprometieron a pagarles a los Kirchner por habitaciones en su hotel.

En marzo del año pasado LA NACION reveló que Diagonal Sur y Credisol, otra firma de Báez, pagaron por mes $ 65.000 por 100 habitaciones en el Alto Calafate.

Diagonal Sur SA actualmente está vinculada a la hija de Báez, Luciana, y tiene como fin declarado brindar servicios de Internet y de comunicaciones. Está situada en Libertad 24, frente a la plaza principal de Río Gallegos.

Los efectivos de la Metropolitana que llegaron a la sede de la compañía con la orden de allanamiento del juez Claudio Bonadio, hoy apartado de la causa Hotesur, ingresaron a la oficina y lo primero que comprobaron fue un manojo de cables que salía por el techo y terminaba en una oficina ubicada en el fondo del terreno, contó Clarín.

Allí, los policías se encontraron con un taller donde se reparaban equipos de telecomunicaciones. Otro puñado de cables llamó la atención de los investigadores. Siguiendo el recorrido de los cables, llegaron hasta una repisa, debajo de una mesada, donde hallaron el servidor. Ahora será la Justicia quien deberá ordenar un peritaje para conocer el contenido de la computadora.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.