Ricardo Forster: "No tendrá como cometido ser un comisariato político"

Maia Jastreblansky
(0)
5 de junio de 2014  

El intelectual Ricardo Forster supo que será funcionario del Gobierno en la mañana de ayer, apenas regresó de un viaje. Si bien había tenido conversaciones con la Casa Rosada, se enteró formalmente por el Boletín Oficial de que su cargo será el de "secretario de Coordinación Estratégica para el Pensamiento Nacional", una figura nueva que dependerá del Ministerio de Cultura.

El académico, que viene realizando un férreo apoyo al kirchnerismo desde la usina de Carta Abierta, señaló que no dejará la agrupación oficialista y que no se desprenderá de sus convicciones, pero aseguró que la nueva secretaría nacional no será "un comisariato político".

En diálogo con LA NACION, r echazó llegar al cargo interesado en el salario que recibirá. "Seguramente ganaré menos como funcionario que lo que podría ganar con mi actividad privada", remarcó.

-¿Qué tareas llevará adelante en su nuevo cargo?

-El objetivo será el de generar foros y encuentros para el debate de ideas de los más diversos orígenes. Mi visión no es sesgada, ni parcial, y en la secretaría vamos a incorporar a todas las tradiciones intelectuales.

-¿Qué corrientes de pensamiento integrarán esos debates?

-Si tenemos que abordar el "pensamiento nacional", nos debemos plantear desde cuál es el lugar que ocupa Faustino Sarmiento en nuestra historia hasta cuáles fueron las corrientes más olvidadas. Va a haber lugar para la tradición liberal, para el peronismo, para la izquierda y para el radicalismo. Además, considero que nos tenemos que integrar al pensamiento latinoamericano.

-Usted tiene una orientación ideológica manifiesta y a partir de ahora será funcionario de Estado. ¿Cómo compatibilizará ambas cuestiones?

-Seré un funcionario con convicciones. Un funcionario de Estado de un gobierno con convicciones políticas que han sido validadas por el voto popular. De todas formas, la secretaría no tendrá como cometido ser un comisariato político, ni estará reducida a una visión monocorde. El objetivo es amplificar las voces, no apuntar a una construcción dogmática.

-¿Seguirá formando parte de Carta Abierta?

-Sí, por supuesto. Y Carta Abierta también tiene un pensamiento amplio. No es sesgado, como se dice. Apoyamos el rumbo de este gobierno, pero también hemos manifestado nuestras disidencias. Yo, por ejemplo, no provengo del peronismo. Mi formación es de la tradición europea, de la Escuela de Fráncfort y en particular seguí el pensamiento de Walter Benjamin.

-¿Cuál será el sueldo que percibirá por su función?

-No lo conozco todavía. Pero no acepto este nombramiento por el dinero, como se ha dicho. Yo tengo una amplia carrera académica, tanto en la Universidad de Buenos Aires (UBA) como en otras casas de estudio. Seguramente ganaré menos como funcionario de lo que podría ganar con mi actividad privada. Para mí es un honor aceptar este cargo.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.