El segundo día de Ricardo Jaime en tribunales: negó acusaciones, habló de su hija y seguirá detenido

Jaime, ayer, cuando era trasladado a Comodoro Py
Jaime, ayer, cuando era trasladado a Comodoro Py Fuente: Telam
El ex secretario de Transporte declaró en Comodoro Py por dos causas distintas en su contra; continuaráalojado en una celda de Gendarmería
(0)
5 de abril de 2016  • 07:33

Ricardo Jaime volvió a visitar hoy los tribunales de Comodoro Py, donde ya estuvo ayer luego de ser detenido el sábado pasado en la ciudad de Córdoba, por la supuesta compra irregular de trenes. Al ex secretario de Transporte debía responder esta mañana por otras dos causas en su contra: por no haber renegociado contratos del Estado con empresas ferroviarias y por enriquecimiento ilícito.

El derrotero de Jaime en los tribunales comenzó cerca de las 8 y al mediodía se conoció que el ex funcionario kirchnerista continuará detenido en una dependencia de Gendarmería en Retiro.

Mientras se presentaba ante el juez federal Sebastián Ramos por la causa sobre los contratos, el abogado de Jaime, Andrés Marutián, presentó un pedido de excarcelación para su defendido. Lo hizo ante el juez Julián Ercolini, que lo investiga por la compra de trenes a España y Portugal. La respuesta del fiscal Federico Delgado no tardó en llegar: fue un rotundo "no".

"Las características de maniobras pluralmente delictivas, los millonarios montos en juego, y las responsabilidades internacionales que asumió el Estado argentino en materia de lucha contra la corrupción, aconsejan denegar su excarcelación", escribió Delgado, en un escueto dictamen. La Justicia cree que Jaime participó en una operatoria ilegal que involucró unos 100 millones de euros.

Además, consideró que "es dable presumir que la capacidad económica del nombrado se puede transformar en un canal de fuga con capacidad, por lo tanto, para frustrar la aplicación de la ley penal". Ahora la decisión la tiene el juez Ercolini, quien dispone de 24 horas para resolver el planteo.

Video

Las otras dos causas

Jaime tuvo actitudes disimiles en las dos causas que debía presentarse hoy. Primero, se negó a declarar ante el juez Ramos en la causa donde está imputado por supuesto "incumplimiento de deberes de funcionario público" a raíz de irregularidades en la renegociación de contratos de empresas ferroviarias concesionadas.

Más tarde, frente al magistrado Sebastián Casanello, negó haber sabido que su hija mayor poseía una moto de agua, en la causa por enriquecimiento ilícito en que se investiga si ese vehículo le perteneció y él lo puso a nombre de su familiar.

La presentación de Jaime ante Casanello se trató de una ampliación de indagatoria para preguntarle por una moto de agua en poder de su hija Julieta, cuya compra no podría justificarse. Para el mediodía el juez esperaba indagar también a su hija, imputada como supuesta testaferro de su padre, para interrogarla sobre la misma cuestión.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.