Ricardo Jaime recurrió a la Corte Suprema para pedir que se cierre la causa por dádivas