Río Gallegos: Carlos Zannini y Alicia Kirchner festejaron juntos el triunfo nacional

Zannini y Alicia Kirchner festejaron juntos el triunfo nacional
Zannini y Alicia Kirchner festejaron juntos el triunfo nacional Crédito: Gobierno de Santa Cruz
Mariela Arias
(0)
28 de octubre de 2019  • 01:17

RIO GALLEGOS.- "Qué mejor regalo para Néstor que esta victoria de los santacruceños", gritó eufórica la gobernadora Alicia Kirchner a la medianoche, desde un escenario improvisado en la caja de una camioneta frente al comando del Frente para la Victoria sobre la avenida principal de la ciudad, que lleva el nombre de su hermano. En la provincia, el kirchnerismo se imponía en 13 de las 15 localidades y obtenía las dos bancas a diputado nacional en juego.

La euforia no era solo por el triunfo nacional de la fórmula del Frente de Todos, que aquí con el 62% de las mesas escrutadas se imponía por el 58,29% contra el 30,03%, sino que también celebraba la recuperación de la intendencia local en manos de uno de sus funcionarios favoritos, el ahora intendente electo Pablo Grasso. Junto a Alicia, reapareció Carlos Zannini, el exsecretario general de las presidencias de Néstor y Cristina Kirchner, y figura clave en todas sus gestiones de gobierno.

"Hoy va a quedar en la historia de Santa Cruz, hemos recuperado dos bancas de diputados para esta provincia, y distintas localidades del interior y acá en Río Gallegos con Pablo Grasso, nuestro futuro intendente", afirmó con un hilo de voz Alicia Kirchner en medio del ruido de la multitud que anoche coreaba "Néstor no se murió, Néstor no se murió". Ya era la medianoche pero varios centenares de militantes se convocaron a celebrar el triunfo.

"Hemos recuperado fundamentalmente el proyecto nacional y popular con Alberto y con Cristina", afirmó Alicia Kirchner quien esperó los discursos de la fórmula electa en Buenos Aires antes de lanzarse a la calle.

Primero llegó a la unidad básica de Grasso, actual presidente del Instituto de Desarrollo Urbano y Vivienda, IDUV, -diputado provincial electo en agosto pasado- y que se impuso ahora como intendente de Río Gallegos, arrebatándole así la capital provincial que se encontraba hasta hoy en manos del radical Roberto Giubetich.

Tras saludar a Grasso, Alicia encabezó una marcha por la avenida principal de la ciudad junto a Carlos Zannini, quien reapareció ayer junto a ella y reeditaron la caravana de la victoria, la misma que protagonizaron en 1991 cuando Néstor Kirchner llegó a la gobernación. Seguidos por militantes caminaron las cuadras que separan la UB de Grasso del histórico comando del FPV. La primera fila de esa marcha se completaba con Grasso, el exdiputado nacional Mauricio Gomez Bull y el actual vicegobernador y ahora diputado nacional electo, Pablo González.

"Le devolvimos al pueblo de Santa Cruz un nuevo rumbo de la mano de Cristina. Compañeros, quiero agradecer a Alicia por haberme dado estos cuatro años", afirmó González, quien a partir de diciembre ocupará una banca en la cámara baja. Y convocó para hoy a las 17 al mausoleo local "para ofrecerle este triunfo histórico en la provincia de Santa Cruz".

Una horas antes, Rudy Ulloa Igor, el amigo entrañable de Kirchner, cumplió con su homenaje -después de las 21 a pedido de la justicia federal - y reunió a la militancia de la UB "Los Muchachos Peronistas" alrededor del busto de Kirchner, en el barrio del Carmen, el mismo que hace más de tres décadas vio nacer al kirchnerismo.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.