Rodríguez Larreta baja su perfil y festeja el efecto de la protesta en los shoppings

Horacio Rodríguez Larreta
Horacio Rodríguez Larreta Fuente: Archivo - Crédito: Ignacio Sánchez
El jefe de gobierno porteño ajustará la fiscalización en el sur de la ciudad y en las zonas en que perdió en las PASO
Jaime Rosemberg
(0)
15 de septiembre de 2019  

Sin anuncios rimbombantes, Horacio Rodríguez Larreta viajó en la noche del miércoles a Washington, con un encuentro con la alcaldesa demócrata de esa ciudad, Muriel Bowser, al tope de la agenda. Al mismo tiempo, Martín Lousteau también se alejaba de la escena por un viaje "familiar" y evitaba dejar pistas de su periplo.

El silencio del jefe de gobierno porteño y su principal socio en la búsqueda de su reelección en la ciudad no es casual. Ambos acordaron bajar el perfil público, evitar la sobreexposición y dejar que la campaña porteña continúe "en el territorio", a cargo de militantes macristas, radicales y de otros miembros de su partido.

"Estamos pensando en la elección y también en el futuro", coincidieron cerca de Larreta y Lousteau, ambos con la mente puesta en el triunfo en primera vuelta, pero también -y como consecuencia- en un horizonte político "alejado de los extremos y con diálogo" con el futuro ocupante de la Casa Rosada, que podría ser Alberto Fernández, candidato a presidente por el Frente de Todos.

Más allá de las especulaciones sobre el eventual futuro armado posmacrista -del que también formarían parte María Eugenia Vidal, Rogelio Frigerio o Emilio Monzó-, la campaña "subterránea" del jefe de gobierno porteño no frenó ni frenará su marcha.

Rodríguez Larreta está centrado, según sostienen en el comando que encabeza Eduardo Macchiavelli, en las comunas 4 y 8, en las que el candidato kirchnerista Matías Lammens obtuvo más votos que el oficialismo. "La idea es reforzar los votos del norte, y si es posible ampliar la diferencia, e intentar descontar la ventaja donde perdimos", afirmó uno de los responsables de la campaña porteña. "No le vamos a aflojar un metro", desafía uno de los impulsores de la fórmula que componen Larreta y Diego Santilli, que también va por su otro período como vicejefe de gobierno.

El lunes comenzará, con varios días de retraso, la campaña de cartelería callejera, aunque sin grandes despliegues. Y a su regreso, Larreta continuará con su rutina de reuniones con vecinos y recorridas, "corrido" del escenario nacional. "Ellos no arrancan, nosotros no tenemos apuro, y de paso gastamos menos plata", sostiene un responsable de los gastos proselitistas.

Esta semana, el impacto político del declarado apoyo de José Luis Espert-candidato del frente opositor Despertar- a la candidatura de Rodríguez Larreta convivió con la irrupción de grupos de piqueteros en shoppings porteños, la mayoría de ellos con pedidos por la emergencia alimentaria, pero también con un claro tono opositor. En ambos casos, cerca de Larreta evaluaron los hechos de manera positiva.

Campaña negativa

"¡Es espectacular! La gente se pone loca cuando le toman un shopping o le dicen que van a tomar los campos", se enfervorizó uno de los responsables de la campaña, confiado en que las manifestaciones de Juan Grabois, titular de la CTEP, y otros grupos afines a la oposición contribuirán a "ensanchar" aún más la grieta.

"Si lo hubiera pensado Horacio no le salía tan bien. Están mostrando que no son la moderación que decían ser, son esto que muestran", afirmó otro referente. "Ojo, esto beneficia a Horacio, pero también a Macri", advirtió el operador macrista aún sin datos de encuestas que respalden su teoría.

¿Y el jingle que propone "sacar" a Larreta, que corean los militantes kirchneristas? "No les está yendo bien. Más allá de que la canción está buena, es un mensaje negativo, y solo llega a los convencidos", evaluaron en el edificio gubernamental de Parque Patricios. "¿De verdad creen que con una canción van a dar vuelta una elección? Está bien para generar una épica, pero la tienen demasiado difícil", complementó otro miembro del gabinete larretista.

El apoyo de Espert sirvió para reforzar la confianza en un triunfo en primera vuelta. "Más allá de los votos, muestra que somos amplios y escuchamos", afirmaron en Parque Patricios. ¿Y Gómez Centurión? "No lo vamos a llamar, está enojado con nosotros", sostuvo otro macrista que conoce bien al extitular de Aduana y hoy candidato del Frente Nos.

Desde el espacio de Lousteau coinciden en que la clave será "fiscalizar mejor en el sur, trabajar mucho en el territorio y contar lo que se hizo". Los tres sectores radicales (además de los jóvenes de la UCR porteña están quienes responden a Daniel Angelici y quienes se referencian en Jesús Rodríguez) ya sueñan con conseguir "lugares" en el próximo gabinete.

Mientras calma ansiedades y pide trabajar "más que antes de las PASO", Rodríguez Larreta y sus colaboradores siguen rogando para que la "calma" del dólar, planchado desde la llegada de Hernán Lacunza al Ministerio de Hacienda, se mantenga estable.

"La gente en la calle deja de hablar de guita y empieza a valorar lo que hacemos", grafica un funcionario, que -como todos en el oficialismo- esperan que ningún inesperado sobresalto complique los planes de continuidad en el territorio donde nació el macrismo.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.