Romero apuesta todo a la unidad