Rozas confirmó su deseo de competir por la Presidencia

(0)
24 de diciembre de 2001  

No parece el presidente de un partido que acaba de ser desalojado del gobierno. El radical Angel Rozas confirmó ayer a LA NACION su deseo de participar en la disputa presidencial de marzo próximo y pronosticó: "Voy a jugar para ganar".

El gobernador chaqueño aún no lanzó oficialmente su candidatura. Esperará para ello una reunión partidaria que se realizará la semana próxima, en la que los radicales debatirán la estrategia electoral.

Rozas tiene una visión optimista del futuro. Analiza que las posibilidades electorales de la UCR pueden quedar a salvo del fracaso de su gobierno, debido a que el partido se diferenció de las decisiones políticas encaradas por Fernando de la Rúa.

"Nos sentimos responsables, pero no condenados por el error de un afiliado de la UCR", enfatizó Rozas.

Es cierto que en el último tiempo el partido centenario advirtió al ex presidente, con excesivo énfasis, sobre la necesidad de un cambio de rumbo económico que nunca se dio. Pero también es cierto que Rozas moderó su discurso hipercrítico desde que llegó al comité nacional y que, además, ocupó ese lugar, en gran medida, gracias al apoyo del delarruismo.

"El radicalismo no murió. No es un partidito que por los desaciertos de De la Rúa vaya a desaparecer", sostiene ahora el gobernador.

-¿Se presentará como candidato?

-Tengo intactas mis aspiraciones presidenciales, pero no es una conducta que determine uno solo. Si juego, que nadie crea que voy a jugar a ver por cuánto perdemos. Voy a jugar para ganar, no nos damos por entregados de antemano. Sé que llevamos en nuestra mochila una pesada carga, pero soy optimista, podemos representar a la nueva UCR. Hemos tenido posiciones diferentes de De la Rúa. Se lo dijimos y él no escuchó nuestra propuesta de abandonar el modelo neoliberal.

-¿Cree que la gente los va a votar después de haber dejado el poder?

-No descarto reencauzar una relación amistosa con el pueblo argentino. Si es por eso, Isabelita (Isabel Martínez de Perón) también se fue y el peronismo volvió glorioso.

-Pero ustedes llevaron a De la Rúa como un afiliado radical...

-No nos lavamos las manos, pero ratificamos que nosotros postulábamos un modelo nacional, diferente.

-¿La gente podrá diferenciar entre el partido y el Gobierno?

-Es una pulseada difícil. La gente no está obligada a diferenciar una cosa de la otra, es razonable. Pero mi tarea es explicar que las cosas son diferentes. Es probable que la condena nos llegue, pero yo no traicioné al pueblo.

-¿Está dispuesto a correr el riesgo de ser un nuevo Massaccesi (que perdió contra el peronismo en las elecciones de 1995)?

-Yo voy a hacer lo que resuelva el partido. De todas formas, esta coyuntura es distinta de la de Massaccesi. El perdió mano a mano con el peronismo, en cambio, en este momento en que ha renunciado un presidente de la UCR, el que acepte estará haciendo un ofrecimiento a la historia. Yo luché doce años contra la política neoliberal de (Carlos) Menem y dos años contra la de mi gobierno. Todos los radicales saben cuántas veces fui duro.

-¿No tiene miedo de que la gente le diga que la UCR no está en condiciones de hablar ahora?

-Entonces, con ese criterio, ¿quién puede hablar en la Argentina? Menem también se fue en un mal momento. No podemos cargar con el luto para toda la vida.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.