Rozas: "Hay poco margen para seguir haciendo ajustes"

El jefe de la UCR no exige la ida de Cavallo
(0)
11 de diciembre de 2001  

Indudablemente no es el mismo Angel Rozas. Lejos está de aquel gobernador del Chaco que un mes atrás casi se va a las manos con el ministro de Economía, Domingo Cavallo, por los fondos provinciales y que tronaba en la Casa Rosada: "Este Gobierno no representa a la UCR". El actual Rozas, flamante presidente del comité nacional de la UCR, es mucho más cauto y moderado, ahora que tiene responsabilidades partidarias.

No pide la renuncia de Cavallo y justifica al Gobierno en algunas decisiones, como la bancarización compulsiva o su lentitud para convocar a una concertación nacional. "Más que discutir si el ministro (de Economía) se va o se queda, hay que ver cuál es la dirección económica", explicó el gobernador Rozas en una comunicación telefónica con LA NACION desde el Chaco.

Eso sí, es implacable en cuanto a la aplicación de un nuevo ajuste que afecte a los sectores sociales. "Hay poco margen político y social para seguir haciendo ajustes en el país. Todo tiene límites y hay que tener cuidado de no sobrepasarlos", disparó.

-Usted insiste en avanzar en una concertación nacional...

-La situación del país es absolutamente delicada, por eso creo que estamos todos dispuestos a salvar a la Patria. Me parece que hay que acelerar los tiempos de la concertación para encontrar alternativas.

-Pero el FMI plantea un importante ajuste en el gasto.

-No tiene que pasar por el campo social, de la salud y la educación. Hay márgenes para tocar el presupuesto. De todas formas, las soluciones no son mágicas sino que hay que mostrar el rumbo hacia donde se va. Y esto es lo que hay que discutir con los organismos internacionales. El FMI tiene que saber que hay gente detrás de todas esas medidas.

-Al regreso de los EE.UU., el ministro Cavallo criticó los excesivos gastos de las provincias. ¿Usted coincide con esa evaluación?

-Creo que no se pueden ver solamente los números del presupuesto sin analizar las causas por las que se llegó a esos números. El desequilibrio fiscal en el Chaco no se debe a que yo sea un mal administrador, sino a consecuencias climatológicas adversas, como las inundaciones.

-¿Su provincia puede tolerar más ajustes?

-El Chaco va a mejorar en su calidad de vida cuando la región comience a reactivarse. Hoy por hoy, no hay rentabilidad ni actividad y todo el trabajo es a pérdida. La recaudación baja ostensiblemente y los gastos son fijos: yo, por ejemplo, no puedo echar a los maestros. Los dos pilares de toda economía son el ajuste y el crecimiento, pero acá se aplica una sola punta: ajuste, ajuste y ajuste.

-Cavallo justo acaba de anular las medidas de reactivación.

-Cuando Cavallo lanzó los programas de competitividad yo no estuve de acuerdo porque así no se buscaba una economía competitiva. En una economía tan lastimada como ésta veía muy difícil que estas medidas se sostuvieran en el tiempo.

-¿Está de acuerdo con la bancarización resuelta por el Gobierno?

- La bancarización es necesaria en estos tiempos. Creo que la gente reniega por la urgencia, porque haberlo hecho tan violentamente causó dolores de cabeza, aunque es cierto que la fuga de depósitos obligó al Gobierno a tomar esta decisión.

-¿Por qué el Gobierno demoró tanto una concertación?

-No es que no haya voluntad de hacerla sino que el Gobierno tiene que resolver todos los días la coyuntura, que lo tiene atrapado. Por eso digo que hay que darle un aceleramiento a la concertación.

-¿Se podrá concertar con un peronismo tan diverso?

-Va a ser sin duda una experiencia inédita. Hay que poner a prueba la madurez política. También es cierto que los que critican fuertemente a Cavallo no tienen una alternativa.

-En el PJ dicen que los tiempos del ministro ya se agotaron.

-Siempre dije que a los ministros los pone y los remueve el Presidente. Más que discutir si se va o se queda, hay que ver cuál es la dirección económica. Después veremos quién lo instrumenta.

"Documento positivo"

  • Por primera vez, el comité nacional de la UCR se trasladará a las provincias. Este es el espíritu federalista que su titular, Angel Rozas, pretende imprimir al organismo partidario, que el sábado próximo se reunirá en Córdoba en un encuentro ampliado para discutir la situación económica del país. "También se reivindicará la vocación de poder de la UCR, cómo renovar a la Alianza y recuperar la mística triunfadora -adelantó Rozas-. Vamos a hacer un documento en positivo porque no hace falta hacer un diagnóstico de la situación actual, ya que toda la gente la conoce."
  • ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Politica

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.