Ruckauf no le pidió a Rico que renunciara

Lo dijo a La Nación el vicegobernador, Felipe Solá, que adelantó que el mandatario provincial tomará una decisión cuando regrese, el sábado; el ministro culpó a los medios.
Lo dijo a La Nación el vicegobernador, Felipe Solá, que adelantó que el mandatario provincial tomará una decisión cuando regrese, el sábado; el ministro culpó a los medios.
(0)
29 de marzo de 2000  

El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Carlos Ruckauf, no le pidió la renuncia a su ministro de Seguridad, Aldo Rico, y sólo decidirá cuando regrese al país, el sábado próximo, si lo separará del cargo.

Así lo informó a La Nación anoche el vicegobernador, Felipe Solá, que agregó que Ruckauf -cuyo paradero se desconoce desde anteayer, tras participar de un foro económico en Nueva Orleáns, Estados Unidos- le dio instrucciones para que "no tome ninguna decisión" hasta su vuelta.

Hace ocho días, Rico desató una crisis política en la principal provincia del país al vincular erróneamente al presidente, Fernando de la Rúa, con el ex carapintada Carlos "El Indio" Castillo, detenido en Entre Ríos.

"Que el gobernador no haga declaraciones que figuren en los títulos de los diarios por cuatro días no significa que haya vacío de poder. Yo mantuve un día de trabajo normal", sostuvo Solá.

El polémico ministro rompió ayer su silencio de los últimos días y, con su característica vehemencia, culpó a la prensa de montar una "tremenda operación" en su contra. También hizo una furibunda arenga en defensa del peronismo y buscó ampararse en el hecho de haber sido designado por un "gobernador legitimado por los votos en las últimas elecciones".

Solá, con quien Rico se disgustó por haber dispuesto que hiciera público el pedido de disculpas escrito que éste envió al Presidente, dijo que "no dudaría en tomar cartas en el asunto si (Rico) hubiera cometido un acto ilegal o en el desempeño de sus funciones representara una amenaza en la vida de los bonaerenses, lo que no ocurrió".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.