Ruckauf pide poderes para reformar el Estado

El proyecto prevé pases a disponibilidad de agentes públicos
Pablo Morosi
(0)
18 de diciembre de 2001  

LA PLATA.- El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Carlos Ruckauf, enviará en las próximas horas a la Legislatura el proyecto de ley ómnibus que le conferirá amplias facultades para reestructurar el Estado bonaerense y disponer sobre la suerte de organismos y empleados.

La intención de Ruckauf es hacer valer la flamante mayoría legislativa del justicialismo para que la norma sea aprobada esta semana y, de ese modo, conseguir que los ajustes previstos se apliquen íntegramente a partir del primer día de 2002.

Tal como adelantó LA NACION hace una semana, el proyecto incluye el pase a disponibilidad de los empleados públicos -sólo se exceptuaría a los policías- y una drástica readecuación de oficinas y organismos que incluiría la supresión de al menos un ministerio, que, según voceros gubernamentales, derivaría de la fusión de las actuales carteras de Agricultura, Ganadería y Alimentación y la de Producción. Tampoco se descarta la unificación de Gobierno y Justicia.

El escrito no puntualiza las áreas por donde pasará el ajuste, ya que la idea es "dejar manos libres al gobernador para que pueda disponer los cambios en donde corresponda sin la necesidad de aprobar una ley para cada caso", explicó ayer un colaborador de Ruckauf. Y acotó: "El ordenamiento de los planes sociales, muchas veces superpuestos, es un tema prioritario".

Uno de los ejes de la reforma apunta a hacer transparente el pago de adicionales a los agentes con los cuales el gobierno provincial completa los salarios, congelados desde hace una década.

Así, se prevé modificar el actual sistema de horas extras y viáticos, que demanda unos 180 millones de pesos al año, por un régimen de unidades retributivas vinculado con premiar la mayor capacitación, idoneidad y dedicación de los empleados.

También se recortarán las "horas cátedra" abonadas a personal administrativo y jerárquico de la Dirección General de Cultura y Educación y que no trabaja frente a alumnos y se revisarán los regímenes de licencias (se estudia la limitación de días por maternidad, cuidado familiar y estudio) y suplencias de esa área, aunque para este caso será preciso votar una ley específica que modifique el estatuto docente.

Además, se suspenderán las bonificaciones por zonas desfavorable y rural que, en algunos casos, llega a constituir la mitad de los sueldos de los maestros bonaerenses. "Aquí hay una gran distorsión, ya que una vez que se percibe ese beneficio se sigue cobrando aún cuando el destino del docente haya cambiado", explicaron a LA NACION voceros de la cartera educativa provincial.

Retiros voluntarios

El paquete incluye la apertura de un registro de retiros voluntarios (que contempla el pago del ciento por ciento de la indemnización en patacones), además del congelamiento de vacantes, que hasta ahora rige por decreto.

El gobierno analiza, asimismo, modificar el pago de los porcentajes de patacones y pesos de los salarios, para fijar el piso cada mes, de acuerdo con los pesos que ingresen en las arcas del Estado.

La autorización para la emisión de una nueva serie de bonos -la tercera- completa el plan de reforma.

Ocurre que las dos series (A y B) lanzadas hasta ahora, unos 700 millones de pesos, no alcanzarán para cubrir las necesidades de caja que debe afrontar la provincia, por lo cual el gobierno se verá obligado a volver a emitir letras de tesorería para cancelación de obligaciones.

Si bien la primera serie contribuyó a frenar la recesión en la provincia, el efecto fue sólo transitorio y a ello se sumaron los problemas de aceptación de la segunda serie, rechazada debido a que su vencimiento opera sólo en 2006 y muchos comerciantes se niegan a recibirla pese a que el gobierno confirma que ambas emisiones poseen el mismo alcance.

Según fuentes oficiales, la reforma del Estado contribuirá a cumplir con la meta de reducir en unos 2000 millones de pesos, alrededor del 21 por ciento del presupuesto para el año próximo, estimado en unos 8300 millones.

Los legisladores del justicialismo discutirán hoy la propuesta del Ejecutivo con el ministro de Economía provincial, Jorge Sarghini.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.