Ruta del dinero K: se reanudó el juicio y Lázaro Báez se negó a declarar

El empresario y su familia son juzgados por el presunto lavado de 60 millones de dólares
El empresario y su familia son juzgados por el presunto lavado de 60 millones de dólares Fuente: LA NACION - Crédito: Emiliano Lasalvia
Candela Ini
(0)
7 de noviembre de 2018  • 13:38

El empresario Lázaro Báez asistió hoy a Comodoro Py para sentarse nuevamente en el banquillo de los acusados y ser indagado en la segunda audiencia del juicio oral, en el que se lo juzgará por el presunto lavado de 60 millones de dólares, en la causa conocida como "la ruta del dinero K". Báez, sin embargo, optó por no declarar.

La audiencia comenzó a las 9:30. Al inicio, los jueces del TOF 4 resolvieron rechazar los planteos de nulidad que hizo la defensa de Báez la semana pasada. El fiscal Abel Córdoba consideró que se trata de planteos que "solo expresan descontento y disconformidad ante lo instruido" y que no hay perjuicios sobre las garantías constitucionales. También se rechazó otro de los planteos de las defensas, que consistía en la unificación de las querellas.

Después de dos horas y de la resolución de los planteos, los jueces Néstor Costabel, María Gabriela López Iñíguez y Adriana Palliotti dispusieron un cuarto intermedio de media hora.

Cuando se reanudó el juicio, Báez, que vestía un buzo de polar de color rojo y se mostró sonriente, hizo el signo de la V con los dedos. En el estrado, consultado por su ocupación, Báez dijo que "era empresario".

Durante este proceso, que va a durar seis meses, se indagará a los 25 acusados que tiene el expediente, entre quienes también se encuentran sus hijos Luciana, Melina Leandro y Martín Báez, el exabogado de Báez, Jorge Chueco, el contador Daniel Pérez Gadín y el arrepentido Leonardo Fariña.

Hoy los 25 se negaron a declarar, pero algunos de ellos advirtieron que sí lo harán en las próximas audiencias. Tanto Lázaro Báez como sus cuatro hijos ya anticiparon que no declararán en ninguna de las instancias posteriores. Daniel Pérez Gadin tampoco va a declarar.

Leonardo Fariña dijo, a través de su abogado defensor, que será "el último de todos" en prestar declaración. Sin embargo, otros procesados se opusieron a que Fariña pueda decidir declarar al final.

Fariña y Eláskar fueron quienes dieron a conocer el caso y cómo funcionaba el mecanismo de blanqueo de dinero. Los hijos de Báez están procesados y acusados de haber formado parte de las maniobras de lavado de dinero. A través de un envío de información desde Suiza, se conoció que Martín Báez y sus hermanos eran beneficiarios de una cuenta que contenía US$21 millones, en ese país.

Báez llegó a Comodoro Py en una camioneta blanca con una inscripción que decía "vehículo recuperado de la corrupción". Según pudo reconstruir LA NACION, se trata de una camioneta que se le secuestró al gremialista Juan Pablo "Pata" Medina, de la Uocra, quien se encuentra detenido, al igual que Báez, en el penal de Ezeiza.

Como acusadores en este juicio están el fiscal Abel Córdoba, la Oficina Anticorrupción (OA), la Unidad de Información Financiera (UIF) y la AFIP. La multiplicidad de acusadores fue uno de los motivos de queja de las defensas en la audiencia de la semana pasada, que fue resuelto y rechazado.

Báez enfrenta otras causas judiciales, entre ellas la causa Hotesur, donde se encuentra procesada la expresidenta Cristina Kirchner, así como también la causa Los Sauces, y la causa en la que se investiga la adjudicación de obra pública para su empresa Austral Construcciones.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.