Nuevas autoridades. San Luis: un carapintada en la Rural