Santa Fe, pelea de presidenciables

Binner apoyó fuerte a sus candidatos y acorta la distancia respecto de Reutemann; los dos miran hacia 2011
Martín Dinatale
(0)
31 de mayo de 2009  

SANTA FE.- Si los comicios bonaerenses serán una batalla en la que el kirchnerismo luchará para subsistir hasta 2011, en las elecciones de Santa Fe se definirán los nombres de algunos de los quedarán en condiciones para pelear directamente en las elecciones presidenciales: la disputa se dirime sin vueltas entre el enigmático senador del PJ antikirchnerista Carlos Reutemann, que busca su reelección, y el gobernador socialista Hermes Binner, que está jugando fuerte con su apoyo permanente al senador Rubén Giustiniani, que también irá por la reelección en la Cámara alta.

La campaña santafecina tomó un tono de fuerte enfrentamiento verbal y de dura disputa por el electorado, porque todos saben que en esta provincia se pondrá en juego mucho más que una simple elección local o una pelea por las mayorías en la Legislatura provincial. Del resultado de las urnas santafecinas, el PJ a nivel nacional determinará si cuenta o no con un candidato potable para 2011 y el espacio progresista conformado por socialistas, radicales y la Coalición Cívica verán si Binner puede disputarles el liderazgo y el protagonismo a Julio Cobos y a Elisa Carrió.

La pelea santafecina será voto por voto. Lo reconocen los propios actores y las últimas encuestas que destacan una leve ventaja de Reutemann, en unos casos, y en otros, un empate técnico con Giustiniani. El kirchnerismo nunca puso muchas expectativas en estos comicios. Jugará con el jefe de bloque de diputados del PJ, Agustín Rossi, enfrentado con Reutemann, pero que no supera el 10% de intención de votos y, veladamente desde la Casa Rosada, admiten una derrota por adelantado.

Hacía dos meses, Reutemann pensaba que tenía el horizonte más despejado. Creía en una campaña corta y mediática, con pocas recorridas y sin mayores obstáculos. Ahora, no piensa lo mismo: "Esta no es una campaña fácil, hay que dar una dura pelea, un sector del peronismo me resta votos, no tengo el dinero ni el helicóptero de De Narváez para hacer campaña, y encima el gobierno provincial puso toda la carne en el asador con una fuerte estructura del Estado", expresa Reutemann a LA NACION, poco después de liderar un acto en Vera, donde unos 150 ruralistas lo aplaudieron efusivamente.

Cuando Reutemann dice que Binner puso "toda la carne en el asador", no se equivoca. El gobernador juega muy fuerte: ubicó a cuatro funcionarios como candidatos en las listas de senadores y diputados, recorre la provincia acompañando a Giustiniani, su gestión está al servicio de la estrategia electoral y cinco de las siete intendencias más importantes están en manos del socialismo.

"Voy a defender la candidatura de Giustiniani porque nuestra provincia merece estar bien representada en el Senado para defender los intereses de los santafecinos como corresponde, y no como lo hacen los de la vieja política", expresa Binner en abierta alusión a Reutemann.

Binner no dirá jamás que su pelea de fondo es por la presidencia en 2011. Sólo admitirá: "En la Argentina hace falta más masa crítica". Pero en su entorno reconocen a LA NACION que si le gana a Reutemann y Carrió pierde en la Capital quedará cómodamente posicionado como el presidenciable del espacio que enfrentará al PJ. Por eso, su discurso y el de Giustiniani apuntan a emparentar a la Casa Rosada con Reutemann y hasta hablan de un "pacto no escrito", para que el senador del PJ cierre filas con el Gobierno para 2011.

Reutemann aclara el tema en cada acto proselitista: "A estas alturas de mi vida, no voy a andar con cosas oscuras, nunca lo hice. No hay pacto ni nada, quieren embarrar la cancha, pero yo soy crítico de los Kirchner y lo seguiré siendo. De este gobierno no recibí ni un café".

La estrategia del socialismo tiene otras facetas. Giustiniani recorre con Binner los cierres de las Asambleas Ciudadanas que organiza el gobierno socialista desde hace casi dos años en cinco regiones de Santa Fe, con productores, docentes, empresarios y ciudadanos para elaborar propuestas de gestión.

A la vez, Giustiniani sabe que necesita reforzar el voto del campo que simpatiza con Reutemann. Por eso recorre el interior y se reúne con ruralistas y les explica sus propuestas. Lo hace con los funcionarios de Binner y candidatos a diputados Jorge Alvarez y Alicia Ciciliani, que explican que el problema no es la falta de dinero, sino de confianza. Por eso el gobierno santafecino lanzó la semana pasada un plan canje de cereales por insumos rurales para reducir ingresos brutos.

"Hay que mostrarle a la ciudadanía que tenemos que defender el campo en el Congreso y reclamar lo que nos debe la Nación", expresa Giustiniani. Reutemann cree que el electorado rural lo tiene asegurado por su posición contraria a las retenciones y que debe reforzar el voto urbano. Pero no le resulta fácil. En la ciudad de Santa Fe, lo persiguen las víctimas de las inundaciones de 2003, cuando él era el gobernador.

Santa Fe

Cantidad de electores:

2.376.000

Porcentaje del padrón nacional:

8 %

Cargos que se eligen:

3 senadores nacionales

9 diputados nacionales

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.