Santa Fe reclamó en la Corte una deuda de $100 millones de la Nación

La Casa Rosada acusó a la provincia de interrumpir el diálogo
Además de recurrir a la Justicia, el gobernador Lifschitz se reunió con Urtubey
Además de recurrir a la Justicia, el gobernador Lifschitz se reunió con Urtubey Crédito: Prensa Urtubey
La Casa Rosada acusó a la provincia de interrumpir el diálogo
Lucrecia Bullrich
(0)
29 de noviembre de 2018  

El gobierno de Santa Fe presentó ayer un reclamo ante la Corte Suprema de Justicia para que intervenga en la disputa que sostiene con el Gobierno por la deuda de coparticipación que la Nación tiene con la provincia desde hace más de una década.

Fue el propio gobernador santafesino, el socialista Miguel Lifschitz , quien llevó la presentación a la mesa de entradas de la Corte, en los tribunales de Talcahuano. "Es indispensable que la Corte le ponga límite a esta negociación y satisfaga el reclamo de Santa Fe", aseguró el mandatario al salir del edificio.

A fines de 2015, pocos días antes de que asumiera Mauricio Macri , Santa Fe , Córdoba y San Luis fueron beneficiadas por un fallo en el que la Corte ordenó al gobierno nacional devolver el 15% de coparticipación que desde 2006 se les retenía a las provincias para financiar a la Anses . Las detracciones cesaron no bien se conoció el fallo, pero quedó pendiente la negociación por el pago de la deuda de lo acumulado desde 2006. La Corte no fijó plazos.

El tema se retomó recién a fines de 2017, cuando la Nación logró el apoyo de Santa Fe al pacto fiscal a cambio de que en aquel acuerdo quedara fijado de manera taxativa el compromiso de las partes de ponerse de acuerdo sobre el monto y la forma de pago de la deuda. Entonces sí, se puso un plazo: el 31 de marzo de este año.

Las gestiones comenzaron recién un par de semanas antes de que venciera ese límite, pero volvieron a estancarse por la crisis macroeconómica que derivó de la devaluación y la diaparada de la inflación. El último movimiento fue de Santa Fe, que hace un mes presentó una nueva propuesta. No tuvo respuesta del Gobierno.

"Nunca planteamos que el pago fuera cash y de una sola vez, ni nada que desestabilizara al Gobierno. Al contrario, propusimos esquemas que permitieran saldar la deuda en cuotas, con bonos y obras", planteó Lifschitz a la nacion. "Pero aun con esa buena disposición no hemos visto voluntad del Gobierno de resolver el tema. Se agotaron los plazos. Se está acabando el tiempo de este gobierno y el de nuestra gestión, y queremos dejar el tema resuelto", añadió.

Respecto del monto, el gobernador indica que el nuevo pasivo, actualizado tras la devaluación, se ubica entre 75.000 y 100.000 millones de pesos.

Fuentes oficiales, en tanto, dijeron que el Gobierno "tiene voluntad de pagar la deuda", pero que la contrapropuesta que hizo Santa Fe con el nuevo cálculo del pasivo "es imposible de pagar". "Llegar a los 50.000 millones ya era difícil. Imaginate a los 100.000", añadieron. "Nosotros habíamos armado una mesa de diálogo y negociación en la que hubo varias propuestas y contrapropuestas de ambos lados. Ahora ellos [por el gobierno de Santa Fe] cerraron la negociación política y eligieron el camino judicial", ahondaron.

Además, describieron la decisión de Lifschitz de recurrir a la Corte como "una movida teñida por el posicionamiento político" del gobernador. En la Casa Rosada están convencidos de que el socialista quiere ser candidato a presidente el año que viene. El gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, recibió ayer en Rosario a su par de Salta, Juan Manuel Urtubey.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.