Santibañes volvió a mostrarse y se cruzó con Rico en Campo de Mayo

El ex titular de la SIDE asistió a una exposición de caballos
(0)
29 de octubre de 2000  

Ambos llegaron a Campo de Mayo por diferentes motivos. El intendente de San Miguel, Aldo Rico, para recibir al embajador de Perú, Hugo de Zela Martínez; el ex titular de la SIDE, Fernando de Santibañes, para seguir de cerca a sus caballo árabes, que compiten en la megamuestra equina, que se realiza en el predio militar de San Miguel, como se amplía en la página 22.

Esta fue la primera aparición pública de Santibañes luego de alejarse del Gobierno. De sport, se movió muy tranquilo, cerca del área donde sus caballos participaron, y no hizo declaraciones. Ya hace una semana que no es funcionario. Si bien el escenario distaba de ser una tribuna política, tanto Rico como De Santibañes se llevaron todas las miradas. Cuando se cruzaron, Rico lo fue a buscar para saludarlo, pese a que no son amigo, como lo señaló el ex Teniente Coronel. De Santibañes pareció sentirse incómodo cuando el reportero gráfico de La Nación puso en foco el momento del encuentro y por lo bajo dijo: "Qué oportunismo periodístico" y sonrió. Siempre sonrió, aun cuando Rico le dio la mano. La reunión duró unos pocos minutos.

De Santibañes se movió en el predio de Campo de Mayo solo, Rico siempre acompañado. Al consultarlo sobre la muestra, Rico dijo sentirse muy satisfecho. Al avanzar en el tema y preguntarle si era aficionado a los equinos, aprovechó para lanzar un dardo contra este cronista, a través del siguiente diálogo: -Claro que me gustan los caballos, pero no tengo tiempo para dedicarme. ¿Usted vino a la Expo San Miguel?, replicó Rico.

-No, no tuve el gusto.

-Bueno allí monté. A esa exposición vinieron 150.000 personas, pero ustedes (por el diario), como siempre, no dijeron nada.

El diálogo parecía conducirse al terreno de la rispidez, pero el funcionario comenzó a hablar de las bondades y problemas de Campo de Mayo y de sus ideas para que la sociedad participe más de las actividades en ese predio.

"Entre otros proyectos, estamos trabajando para realizar un festival aéreo el año próximo, antes de que finalicen las vacaciones escolares de verano", anticipó Rico.

También se refirió a los problemas económicos del predio militar para mantenerse en pie y de las millonarias deudas por impuestos que tiene con la comuna.

Cuando se le mencionó el encuentro con De Santibañes, sostuvo: "Lo vi allí y lo saludé, pero no es que somos amigos", aclaró y saludó sonriente, cuando parecía que el diplomático peruano había llegado.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.